| 11/25/2011 5:00:00 PM

Redondo Iglesias empezará a producir jamones en Canadá a finales de año

La primera empresa española de jamones y embutidos que se instala en Canadá, Redondo Iglesias, empezará a producir en Montreal a finales de año, una vez que su factoría reciba la autorización para operar de las autoridades sanitarias canadienses.

La empresa valenciana ha invertido US$10 millones en la compra y acondicionamiento de una planta de producción en la provincia de Québec, desde la que tiene planeado producir unos dos millones de kilos de productos al año para los mercados canadiense y estadounidense.

Miguel Ángel Redondo, representante de Redondo Iglesias en Canadá y uno de los hijos del fundador de la empresa, Gregorio Redondo, declaró a Efe que ya han presentado toda la documentación requerida por la Agencia de Inspección Alimentaria de Canadá (CFIA, por su sigla en inglés) para la entrada en funcionamiento de la planta.

"Ahora estamos a la espera de una visita final (por parte de los inspectores), que creo que se va a producir a lo largo de diciembre. Por lo cual o bien antes de Navidades o inmediatamente después vamos a estar produciendo", afirmó Redondo.

La factoría producirá jamón, chorizo, salchichón y lomo y será la primera planta española en Canadá de estos productos.

Desde el año 2008 Canadá permite la importación de jamón ibérico y otros embutidos procedentes de España, pero esos productos están destinados a tiendas "gourmet" donde los compradores tienen un alto poder adquisitivo.

Sin embargo, en los últimos tres años se ha producido una auténtica explosión en Canadá de la demanda de productos de charcutería de "estilo español" y las mayores cadenas de supermercados del país ahora venden productos asequibles de jamón, chorizo y lomo con la etiqueta de "español".

Pero Redondo destacó que toda la charcutería de consumo masivo que se vende en Canadá con la etiqueta de "estilo español" está siendo producida por empresas italiano-canadienses o italiano-estadounidenses.

"Están utilizando el producto 'estilo español' para hacer unas ventas de productos que son realmente los mismos que venden producidos con recetas italianas pero con una etiqueta distinta", afirmó Redondo.

"La ventaja competitiva es que nosotros somos los de verdad, somos los auténticos, somos los de España. Es como si Redondo Iglesias se pusiese a hacer 'prosciutto' italiano", añadió el empresario español, quien destacó que las recetas que se utilizarán en la producción serán totalmente españolas.

Redondo también dijo que los primeros jamones curados y producidos en la factoría de Montreal no llegarán al mercado canadiense hasta 12 meses después de la entrada en producción de la planta.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?