| 7/26/2006 12:00:00 AM

Recursos para el proyecto de interconexión eléctrica de los países de América Central

Este es un programa crucial en la Iniciativa Mesoamericana de Energía del Plan Puebla Panamá, con miras a unificar e interconectar los mercados eléctricos.

El Banco Multilateral de Desarrollo e Integración de la Región Centroamericana (BCIE) aprobó un nuevo préstamo para la ampliación del proyecto Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac) por US$50 millones.

Con este nuevo financiamiento, se pretende reforzar las estructuras de soporte permitiendo instalar un segundo circuito, mediante el cual, los intercambios podrán incrementarse hasta 450 MW mejorándose las características del sistema de interconexión centroamericano.

Esta ampliación consistirá en un sistema troncal indivisible de transmisión, en 230 kilovoltios, de 1.830 kilómetros de longitud, conectando 16 subestaciones, desde la subestación Veladero en Panamá hasta la subestación de El Cajón en Honduras, pasando por Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, teniendo además un ramal entre las subestaciones de Pavana y Támara en Honduras.

El costo total del proyecto es de US$385 millones, de los cuales US$90 millones corresponden a la participación total del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), principal fuente de financiamiento de esta región.

En su conjunto, la línea Siepac se conectará a las redes nacionales de cada país mediante un total de 28 bahías de acceso. El proyecto tiene dos objetivos principales, uno apoyar la formación y consolidación progresiva de un mercado eléctrico regional (MER) mediante la creación y establecimiento de los mecanismos legales, institucionales y técnicos apropiados, que faciliten la participación del sector privado en el desarrollo de las adiciones de generación eléctrica, y establecer la infraestructura de interconexión eléctrica (línea de transmisión, equipos de compensación y subestaciones) que permita los intercambios de energía eléctrica entre los participantes del MER.

El prestatario y organismo ejecutor del proyecto es la Empresa Propietaria de la Red S.A (EPR), constituida por el Instituto Nacional de Electrificación INDE de Guatemala, la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Rió Lempa CEL de El Salvador, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica ENEE de Honduras, la Empresa Nicaragüense de Electricidad ENEL de Nicaragua, el Instituto Costarricense de Electricidad ICE de Costa Rica, la Empresa Transmisora Eléctrica ETESA de Panamá, la Empresa Nacional de Energía ENDESA de España y la Interconexión Eléctrica S.A. ESP ISA de Colombia; cada una con una participación del 12,5%.

En el caso específico de ISA, en febrero de 2005 fue incorporada como empresa socia de la EPR, lo que significó un avance en el aprovechamiento de las oportunidades que trae la interconexión de los mercados de energía que exigen llevar al máximo la competitividad del sector eléctrico Centroamericano y colombiano, apoyando el desarrollo de este proyecto.

El BCIE fue establecido como parte del proceso de integración centroamericana en 1960, siendo ahora el organismo multilateral de desarrollo de Centroamérica que promueve programas y proyectos para el desarrollo económico y social e integración de la región.

Como socio extrarregional del BCIE, Colombia se adhirió al Banco desde 1997, desde donde ha contribuido para que el Banco sea el instrumento adecuado para participar y colaborar en el proceso de integración económica y comercial de Centroamérica, así como en el fortalecimiento de los lazos económicos y de amistad con los pueblos del Istmo. Desde diciembre de 2004, Colombia cambió su estatus a país beneficiario de crédito del Banco, abriendo las puertas para poder recibir financiamiento para proyectos de integración con la Región.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?