| 5/16/2007 12:00:00 AM

Recortes de gas argentino a Chile en nivel más alto

En el centro del país, donde, además, el gas natural argentino se usa en industrias y en hogares principalmente en esta capital, las ventas han caído hasta el 77% del flujo normal.

Santiago de Chile.- Los recortes en el suministro de gas natural argentino a Chile llegaron a su máximo nivel desde que comenzaron hace tres años, confirmaron las autoridades.

En el caso del norte del país, donde el gas argentino es el principal combustible de las plantas generadoras eléctricas, el corte fue total entre martes y sábado de la semana pasada. Y en el transcurso de este año suman 60 los días en que el corte en el flujo ha sido total. El año pasado fue de solo seis días.

Mientras en el norte los recortes han alcanzado en general al 70%, en el sistema eléctrico que abastece de energía al centro y sur del país ha llegado en los últimos días al 80%.

La Comisión Nacional de Energía, sin embargo, aseguró que el gas argentino ha sido reemplazado en las generadoras por el petróleo diesel. En todo, la comisión estatal precisó que el menor flujo de gas argentino, por la mayor demanda existente en ese país, no afecta al sector residencial e industrial que utiliza ese combustible.

Debido a las menores ventas de gas natural argentino a Chile el anterior presidente Ricardo Lagos planteó la necesidad de reducir la dependencia, para lo cual se iniciaron los trámites para establecer una planta regasificadora de gas natural licuado. La primera de las dos plantas deberá entrar en funciones a mediados del próximo año y estará ubicada en un puerto cercano a Santiago. La segunda se erigirá en el puerto norteño de Mejillones.

También ha habido problemas en el extremo sur, donde ha escaseado el suministro del gas natural argentino a una planta de metanol.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?