| 6/16/2010 1:30:00 PM

Recompensas por US$1,2 millones a informantes que faciitaron el rescate de 4 secuestrados

El comandante del ejército general Oscar González reveló el miércoles que se pagarán US$1,2 millones en recompensa a los informantes, entre ellos un desertor de las Farc, quienes ayudaron con datos para el rescate el fin de semana de cuatro uniformados que estuvieron cautivos por casi 12 años.

Bogotá  — González, en una conferencia de prensa en el comando castrense, no dio detalles sobre cuántos eran los informantes o cuánto de los $2.500 millones en recompensa (cerca de US$1,2 millones) recibiría cada uno de ellos.

"Sí, vamos a pagar recompensa", dijo González al ser interrogado sobre los datos que llevaron a que el domingo un comando especial rescatara a los cuatro uniformados que estaban en poder de las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

El oficial mantuvo la tónica de no revelar detalles del operativo y sólo indicó que se le ofrecerá protección a un desertor de las Farc, identificado sólo por su alias "Martín Parrilla" y quien había sido rescatado herido el 11 de marzo.

González también divulgó aproximadamente 10 minutos de un video editado por el ejército y en el que se ve cuando los ex cautivos, sonrientes en medio de soldados en un blanco de la selva, son evacuados en un helicóptero desde la zona del rescate, un paraje selvático de Calamar, en el departamento de Guaviare, a unos 330 kilómetros al sureste de Bogotá.

En el operativo de rescate se logró la liberación del general Luis Mendieta, el coronel Enrique Murillo, y el teniente coronel William Donato, todos de la policía, así como del sargento del ejército, Arbey Delgado.

Mendieta, de 53 años, y Murillo, de 41 años, fueron secuestrados en noviembre de 1998 tras un ataque a un puesto policial en Mitú, en el departamento de Vaupés y a unos 570 kilómetros al sureste de Bogotá.

Delgado, de 40 años, y Donato, de 41 años, fueron capturados por los rebeldes en agosto de 1998 en una incursión a una base antinarcóticos en Miraflores, en Guaviare y a 440 kilómetros al suroeste de la capital.

Los rescatados han dicho que al oír los primeros disparos salieron corriendo cada uno en una dirección distinta y que sólo se dieron cuenta que el ejército cuando divisaron los cascos, que tradicionalmente la guerrilla no utiliza. A pesar que el general Mendieta y sus compañeros han dicho que la balacera y estallido de granadas se extendió al menos 20 minutos en el campamento, en que habría unos ocho rebeldes al momento del operativo, no se ha informado de bajas entre los insurgentes.

El pago de recompensa no es el primero que hagan las fuerzas militares por un operativo, mientras el gobierno del presidente Alvaro Uribe siempre ha ofrecido bonificaciones en dinero para aquellos rebeldes que escapen de la guerrilla llevando consigo a un rehén.

En abril del 2008, el Ministerio de Defensa informó que pagaría a un solo informante 5.000 millones de pesos (unos 2,5 millones de dólares) por los datos que condujeron al campamento de Raúl Reyes, uno de los siete jefes de las Farc, muerto un mes antes en un ataque militar colombiano en territorio ecuatoriano, cercano a la frontera.

Ese dinero, según funcionarios del ministerio, ya fue pagado, y el informante del caso Reyes se encuentra en Estados Unidos.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?