| 9/17/2010 4:40:00 PM

Reciclaje abre oportunidades de negocios

Tras un estudio técnico, las organizaciones FUNDES y AVINA apoyadas por el Banco de Bogotá, lograron determinar que el sector reciclaje ofrece oportunidades relevantes de negocios en los que es posible incorporar a la población en condición de pobreza y vulnerabilidad en la Ciudad de Bogotá y su Región.

Bogotá.- 38 municipios de Bogotá y su Región generan en promedio 5116 toneladas de residuos domiciliares por día y se estima que de ellos 25% son materiales aprovechables y el 97% son depositados en rellenos sanitarios

Pese al volumen de desecho que se genera en el país y al hecho de que existen avances en el aprovechamiento de materiales como papel y cartón, la recuperación actual de estos productos no alcanza para satisfacer la demanda de la industria local. Esta es la razón por la que Colombia debe importar alrededor de 100 mil toneladas de este tipo de residuos anualmente.

“La cadena de reciclaje se caracteriza por una alta intermediación desde el momento de la recuperación de los materiales hasta su ingreso como materia prima a la producción de productos terminados. Este grado de intermediación y los diferentes canales que existen para este tipo de productos, hace que haya una amplia oportunidad para mejorar su eficiencia, en particular en el sector de los plásticos, en donde existe una amplia gama de actividades industriales y de consumo final”, explica Martha Corredor, autora del estudio.

Aunque se calcula que el perímetro urbano de la ciudad de Bogotá alberga a más de 18.000 personas que dependen de la actividad del reciclaje, este grupo se mantiene en su mayoría realizando una laboral informal, con bajos ingresos y escasos niveles de organización, lo que les impide mejorar su condición de vida a partir de un negocio que podría ser muy rentable e inclusivo. Esta situación es más grave al observar que más de la tercera parte de las personas que dependen del reciclaje es población infantil y 21,5% de los jefes de estos hogares tienen como cabezas de hogar a mujeres.

“Generalmente el reciclador vive con bajos ingresos y sin acceso a servicios de educación y de salud, en muchos de los casos aislado de redes sociales, organizativas y comunitarias, que podrían ayudarle a mejorar sus condiciones de vida y además se enfrenta a dos estigmas sociales: trabajar en la calle y trabajar con desechos. En FUNDES creemos que este escenario podría cambiar si el Gobierno y las empresas privadas toman conciencia del potencial del sector y trabajan de manera coordinada con los demás actores de la cadena”, aseguró Rubén Salazar, Gerente de FUNDES en Colombia.

Es por esto que el estudio señala que el identificar nuevas posibilidades de negocio relacionadas al reciclaje de grandes volúmenes de desechos es posible generar nuevas fuentes de ingresos, que a su vez, pueden mejorar el nivel de vida los ciudadanos y apoyar a la Ciudad de Bogotá en sus esfuerzos de manejo ambiental.

Por ejemplo, en el 2007 se generaron 45.000 toneladas de residuos de computadoras, lo cual representa 450 toneladas de cobre con un valor superior a US$3,7 millones.

“Estos aspectos convierten al reciclaje en una actividad de alto potencial para el desarrollo de modelos de negocios inclusivos que generen tanto rentabilidad financiera como rentabilidad social en Colombia, sin dejar de lado que actualmente este país cuenta con una trayectoria de varias décadas de mejoramiento de las políticas públicas gracias a la incidencia que han tenido los recicladores de oficio organizados”, explicó Daniel González, Director Programático de la Fundación AVINA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?