| 5/18/2009 12:00:00 AM

Recesión en EE.UU. amenaza el bienestar infantil

(CHICAGO)  La crisis económica está golpeando a los ciudadanos más jóvenes de Estados Unidos, lo que amenaza con revertir décadas de valiosos avances en salud, protección social y educación, según un informe publicado el lunes.


El documento sugiere que la peor recesión del país en una generación, que ya ha costado el empleo a más de 5 millones de estadounidenses desde su inicio a fines del 2007, está teniendo un dramático impacto en los niños.


"Nuestras proyecciones muestran que virtualmente todo el progreso logrado en el bienestar económico de la familia desde 1975 será eliminado", sostiene el informe de Indice de Bienestar Infantil 2009 escrito por un grupo de expertos comandado por Ken Land de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.


El informe anual, auspiciado por la Fundación para el Desarrollo del Niño, un grupo privado de defensa del menor, mide factores económicos, de salud y seguridad que afectan a los niños y adolescentes.


Basado en las estimaciones actuales, el informe proyecta que la recesión en curso reducirá la media de ingresos anuales por familia a US$55.700  el 2010 desde los US$59.200  del 2007.


Las familias lideradas por madres solteras verán caer sus ingresos anuales a US$23.000 en el 2010, desde los US$24.950 del 2007.


Estos declives en el ingreso familiar afectarán muchos aspectos de la vida de los niños en Estados Unidos.


"Muchas familias que han construido una vida alrededor de dos ingresos ahora tienen un solo ingreso o quizás ninguno, por lo que los niños en esas familias están siendo afectados por el ambiente económico actual", dijo Land en una entrevista telefónica.


Según él, el porcentaje de niños en condiciones de pobreza aumentará a un 21%  en el 2010, por sobre el 17 % del 2006.


Niños negros y latinos  los más afectados


Los investigadores indicaron que la crisis de vivienda alterará las relaciones sociales de los niños, ya que las pérdidas de empleos causan el desarraigo de muchas familias en búsqueda de empleo y viviendas más baratas. Muchas familias enfrentan un riesgo mayor de quedar sin casa.


La salud de los niños también se verá afectada, señalaron.


Según los expertos, aumentará la ya creciente obesidad debido a que los padres consumirán comida rápida más barata para alimentar a sus familias.


Una señal positiva, sostienen, es el Programa Estatal de Seguro Médico de los Niños, que al menos asegurará que muchos niños pobres reciban atención médica.


Basados en las tendencias de las recesiones anteriores, los investigadores dijeron que probablemente también aumenten las tasas de delitos violentos, debido a las políticas de reducción del número de policías y de programas de prevención del crimen juvenil.
Los niños negros y de origen latino, cuyas comunidades tienden a ser más sensibles a las fluctuaciones económicas, serán los más afectados por estos cambios.


"Cuando la economía se encuentra bien, sus avances en bienestar son mas notorios. Cuando la economía cae, ellos se ven más afectados que los blancos, porque más niños negros viven en la pobreza", dijo en un comunicado Ruby Takanishi, presidente de la fundación.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?