| 4/20/2010 4:00:00 PM

Reanudan algunos vuelos en Europa pero sigue caos en aeropuertos

Los aeropuertos europeos volvieron a la vida el martes luego de varios días, pero el caos de viajeros varados está lejos de haber terminado y las autoridades dijeron que podrían pasar semanas antes de que decenas de miles de pasajeros puedan llegar a sus destinos.

Londres  — El martes fue el primer día desde la erupción del miércoles pasado del volcán Eyjafjallajokull en Islandia —durmiente durante casi 200 años — en que los viajeros tuvieron un atisbo de esperanza.

Aplausos, ovaciones y exclamaciones de felicidad se escucharon en diversos aeropuertos desde Nueva York hasta Asia al reanudarse varios vuelos después de cinco días de parálisis.

En Alemania, los vuelos continuaban oficialmente suspendidos pero las autoridades permitieron el aterrizaje y despegue de unas 800 aeronaves con la recomendación de que se desplazaran a baja altura.

"Todo el mundo estaba gritando de felicidad en el avión", dijo el chipriota Savvas Toumarides, quien finalmente llegó a Nueva York luego de quedar varado en Amsterdam durante cinco días y perderse la boda de su hermana. Dijo que lo pero fue "esperar y esperar y no saber".

"Desayunábamos en el hotel cuando escuchamos el despegue de un avión. Todos nos pusimos de pie y aplaudimos", expresó Bob Basso, de San Diego y que estaba varado desde el viernes cerca del aeropuerto Charles de Gaulle, en París.

La agencia de tráfico aéreo Eurocontrol dijo en Bruselas que esperaba para el martes el despegue de poco menos de la mitad de los 27.500 vuelos programados en Europa, una gran mejoría respecto de los últimos días.

Eurocontrol auguró que para el viernes los despegues programados se acercarán casi a la cifra ordinaria.

"La situación hoy está mucho mejor", dijo Brian Flynn, subjefe de operaciones de la agencia europea con sede en Bruselas. "El panorama es que poco a poco los vuelos regulares irán normalizándose en los próximos días".

Los aeropuertos en Londres —entre los más transitados en Europa y un punto importante de tránsito en el mundo, continuaban cerrados en su mayoría, aunque por la noche la aerolínea British Airways anunció la llegada de su primer vuelo al aeropuerto Heathrow de Londres desde que las autoridades reabrieron el espacio aéreo.

Tras la cancelación de al menos 95.000 vuelos en la última semana solamente, las aerolíneas afrontan la enorme tarea de dar salida al cúmulo de viajes retrasados, un desafío que podría tomar varios días o incluso semanas para llevar a los pasajeros a sus destinos.

Las aerolíneas daban prioridad a los viajeros con nuevos boletos. Los pasajeros varados recibieron la indicación de que compren otro boleto y tomen el primer vuelo disponible o que utilicen su boleto viejo para el primer asiento disponible, lo cual podría tardar días o semanas.

Los científicos temen otra gran erupción volcánica en Islandia luego que la actividad sísmica del volcán Eyjafjallajokull se incrementó, aunque el martes la dimensión de la columna de ceniza había disminuido.

Los científicos expresaron preocupación de que la actividad pueda ser preludio de que ocurra una erupción mayor, ahora en el cercano volcán Katla, que despierta cada 80 años más o menos, la anterior en 1918. El Katla se ubica en la gigantesca capa de hielo de Myrdalsjokull.

Si el Katla hace erupción interrumpirá los vuelos aéreos, dependiendo de la dirección de los vientos.

De las ocho erupciones volcánicas registradas en los últimos 40 años en Islandia, sólo la más reciente del Eyjafjallajokull estuvo acompañada por vientos con dirección hacia el norte de Europa.

Un grupo de pilotos advirtió que los residuos de ceniza siguen siendo un peligro y los meteorólogos dijeron que el volcán de Islandia sigue activo, lo cual provocaría más interrupciones.

Un mapa de Eurocontrol que mostraba la nube de ceniza el martes exhibía el espacio aéreo entre Islandia, la isla británica e Irlanda como zona inhabilitada, junto con gran parte del Mar Báltico y el área colindante. La nube de ceniza también se esparció al oeste desde Islandia, hacia Groenlandia y la costa este de Canadá.

Varios aeropuertos que han sido calderas de ansiedad, enojo y privación de sueño, presentaron el martes escenas de alivio colectivo.

Los tableros en el aeropuerto Charles de Gaulle de París anunciaban vuelos de larga distancia, los cuales habían sido marcados con letreros rojos de "cancelado" durante cinco días. Ahora exhibían las letras blancas "a tiempo" y el primer vuelo comercial que salió desde el jueves se dirigió al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Allí aterrizó el primer vuelo desde Amsterdam el lunes por la noche.

Un fotógrafo de The Associated Press vio un jumbo jet de KLM despegando en Amsterdam en medio de un colorido atardecer, que según los meteorólogos estaba más rosa que de costumbre por la ceniza.

Los vuelos fueron reanudados en Escocia y Suiza reabrió todo su espacio aéreo.

Varios aeropuertos en Europa central y Escandinavia han reabierto. España se ha ofrecido como voluntaria para recibir viajeros transcontinentales y preparó autobuses, trenes y barcos para manejar una esperada saturación de pasajeros.

Los barcos en todo el continente estaban tan saturados que la línea Viking Line entre Finlandia y Suecia abrió sus salones de conferencias para que la gente pudiera dormir en el piso.

Sin embargo, los aeropuertos asiáticos y la mayoría de los vuelos hacia y desde Europa siguen


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?