| 8/11/2008 12:00:00 AM

Reajuste salarial a los funcionarios del Congreso que no están vinculados a las Unidades de Trabajo Legislativo (UTL)

El Presupuesto General de la Nación para la vigencia fiscal de 2008 contempla una partida de $2.800 millones (Artículo 71 de la Ley 1169 de 2007) para ser utilizada única y
exclusivamente en el reajuste salarial de los funcionarios del Congreso que no están vinculados a las Unidades de Trabajo Legislativo (UTL), reajuste que tendrá vigencia a partir del 1° de enero de 2008, de acuerdo con la misma ley.


Dichos recursos, a solicitud del mismo Congreso de la República, deberán utilizarse con el fin de reducir las inequidades originadas por las diferencias salariales que se han ido generando entre los funcionarios de planta del Congreso y el personal vinculado a través de las Unidades de Trabajo Legislativo.


En cumplimiento de ese mandato, y con base en la propuesta presentada por el Congreso, el Gobierno Nacional expidió el Decreto No. 2900 del 08 de agosto de 2008, por el cual se reajustó el salario de 581 funcionarios de planta del Senado de la República y de la Cámara de Representantes.

La determinación de dicho reajuste se efectuó después del análisis técnico de la propuesta realizado durante los primeros meses del presente año por el Departamento Administrativo de la Función Pública y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.
Es importante señalar que el mencionado incremento no cobija a los Congresistas, cuya remuneración se fija anualmente de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 644 de 2001.
 
Tampoco es extensivo a los funcionarios del Congreso vinculados a las Unidades de Trabajo Legislativo, cuya remuneración se efectúa con base en el salario mínimo legal aprobado para el año respectivo, de conformidad con el ordenamiento
legal.


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?