| 10/17/2007 12:00:00 AM

Reabren dos oficinas de Cisco tras allanamiento en Brasil

El juez Alexandre Cassetari, a cargo del caso, indicó en un comunicado que un ex alto ejecutivo brasileño de Cisco está entre los investigados, pero tampoco ofreció su identidad.

Sao Paulo_  Dos oficinas brasileñas de Cisco Systems Inc., el mayor fabricante mundial de equipos de computación en red, reabrieron el miércoles tras ser allanadas y algunos funcionarios detenidos la víspera por una investigación sobre un multimillonario esquema de fraude fiscal.

Las oficinas de Sao Paulo y Río de Janeiro reabrieron sus puertas en la jornada, pero la mayoría de los empleados seguía trabajando desde sus casas, dijo Felipe Lamus, vocero de Cisco en las oficinas centrales en California. El portavoz, en un correo electrónico enviado a la AP, declinó comentar las versiones de la prensa local sobre la identidad de las personas detenidas.

Cisco, que inició operaciones en Brasil en 1994 y cuenta también con una oficina en Brasilia, dijo la víspera en un comunicado que sus oficinas de Río de Janeiro y Sao Paulo fueron allanadas y cerradas temporalmente por la investigación judicial.

Agregó que no fue hecha ninguna acusación formal contra esos funcionarios detenidos, a los que no ha identificado.

El juez Alexandre Cassetari, a cargo del caso, indicó en un comunicado que un ex alto ejecutivo brasileño de Cisco está entre los investigados, pero tampoco ofreció su identidad.

La policía y agentes de la oficina nacional tributaria realizaron la operación el martes, cuando detuvieron a 40 personas.

La investigación abarca al menos 30 empresas, entre ellas Cisco, pero la policía no ha identificado a las compañías alegando que el caso está bajo reserva judicial. La vinculación de Cisco al caso sólo fue confirmada por el juez Cassetari y la propia empresa en su nota.

La policía dijo en un comunicado que después de dos años de investigaciones unos 650 de sus agentes se desplegaron en zonas de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahía, en la costa del noreste del país, para detener a los sospechosos de realizar operaciones fraudulentas en importación y exportaciones al falsificar facturas y los montos anotadas en ellas.

La policía dijo que el esquema involucraba a "una multinacional americana", pero el juez Cassetari indicó que se trataba de la corporación Cisco y autorizó el registro policial en las oficinas de la compañía.

La oficina nacional tributaria dijo en una nota que durante la operación decomisó el equivalente a 400.000 dólares, tanto en moneda brasileña como en la divisa estadounidense, 10 millones de dólares en mercancías, un jet ejecutivo, 18 autos, entre otros.

Aunque no se formularon cargos de inmediato, el juez dijo que aquellos involucrados en el esquema usaron documentos falsos y facturas con precios bajos de importaciones de productos electrónicos y de telecomunicaciones para evitar el pago de impuestos.

En su nota, la policía indicó que "en los últimos cinco años, el grupo habría importado, de manera fraudulenta, aproximadamente unos 500 millones de dólares en valores declarados de productos para la multinacional americana y un volumen mensual de 50 toneladas de mercancías, lo que podría generar pagos tributarios de 1.500 millones de reales (unos 824 millones de dólares)" a futuro, agregó la policía en su comunicado.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?