| 12/16/2005 12:00:00 AM

RD-Cafta: centroamericanos con el reloj en contra

Casi ninguno de los países centroamericanos está preparado para iniciar el proceso de implementaciòn del TLC con EE.UU., por lo cual es imposible arrancar en enero.

Las posibilidades de que se implemente el tratado de libre comercio (TLC) entre Centroamérica, República Dominicana y EE.UU. (DR-Cafta, por sus siglas en inglés) el próximo 1º de enero del 2006 parecen alejarse y lo más posible es que se posponga para febrero. La razón principal es que casi ninguno de los países centroamericanos está preparado para iniciar el proceso.

El Salvador es un ejemplo claro de ello. Este país que se perfilaba como el primero en aplicarlo, pues efectuó los trámites legislativos con gran celeridad y generó las reformas del caso. No obstante, los textos aún no reciben la sanción presidencial.

Por su parte, Costa Rica no ha ratificado el acuerdo ante su asamblea legislativa, lo que genera incertidumbre en torno al inicio formal del proceso. El TLC ya ha pasado por los congresos de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, este último a pesar de ser el último adherente.

En Costa Rica ha habido múltiples presiones para que el acuerdo no pase en el Legislativo y el hecho de que a estas alturas no se haya presentado muestra cierta efectividad de las mismas, incluso pese a la advertencia de EE.UU. de que la posibilidad de renegociar está descartada.

Así mismo, este caso ilustra la necesidad de que un país como Colombia se tome el tiempo necesario para hacer una buena negociación, pues no tiene ningún sentido tratar de ajustar cargas después de firmado el tratado.

En Centroamérica los partidos de izquierda se han opuesto férreamente al acuerdo, lo que dificulta su tránsito legislativo. Pese a ello, los gobernantes de los distintos países involucrados se han mostrado optimistas en torno al inicio formal del acuerdo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?