| 3/27/2007 12:00:00 AM

Ratifican acuerdos Nicaragua-Venezuela

El convenio consta de siete componentes de cooperación que abarcan el suministro anual de 10 millones de barriles de petróleo venezolano, la construcción de una refinería y la condonación de una deuda de 32 millones de dólares a Nicaragua.

Managua.- El congreso unicameral ratificó el martes un acuerdo marco de cooperación entre Nicaragua y Venezuela, mediante el cual el país centroamericano adhirió oficialmente a la Alternativa Bolivariana para las Américas.

La ratificación fue aprobada con 78 votos a favor, uno en contra y 10 abstenciones de 89 diputados presentes de los 92 que conforman el legislativo.

Incluye además la instalación de una filial del Banco de Desarrollo Económico Social (Bandes) en la capital nicaragüense con fondos por 20 millones de dólares en créditos para apoyar la producción agropecuaria, especialmente a las cooperativas y pequeños y medianos productores, entre otros puntos.

El acuerdo fue suscrito en enero por el presidente Daniel Ortega y su colega venezolano Hugo Chávez.

El diputado de la opositora Alianza Liberal Nicaragüense, Alejandro Bolaños, dijo sospechar que "el verdadero contenido de estos convenios, se parece al caballo de Troya, que viene preñado con financiamiento para facilitar la instalación de otra dictadura en Nicaragua".

José Pallais, del opositor Partido Liberal Constitucionalista, propuso al plenario agregar un artículo referente a que todos los convenios que se deriven del acuerdo marco, deberán ser sometidos para su aprobación o rechazo a la Asamblea nacional, conforme a la Constitución y a la Ley General de Deuda Pública, lo que fue aprobado.

La oposición señaló que promoverá leyes para garantizar que los programas de cooperación dentro del ALBA, "no sean manejados de forma ilícita".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?