| 9/5/2012 5:00:00 PM

Rajoy espera un claro respaldo de Merkel a sus reformas

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, afronta mañana una jornada trascendente para aliviar la presión sobre la deuda española, y se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, en Madrid, mientras el Banco Central Europeo (BCE) decide en Fráncfort cómo interviene en los mercados para paliar esta crisis.

Madrid. El ejecutivo español Gobierno ha avanzado que está esperando a la reunión del consejo de gobierno del BCE para conocer las condiciones con las que este organismo estaría dispuesto a comprar deuda en el mercado secundario y decidir así si solicita ayuda financiera.

El cónclave del BCE se desarrollará de forma paralela a la reunión entre Rajoy y Merkel, cuyo gobierno ha mostrado reticencias a un eventual programa de compra de deuda, en línea con la opinión del Bundesbank, contrario a la intervención.

El Gobierno, según explicaron a Efe fuentes de la Moncloa, confía en que la canciller vuelva a mostrar su respaldo a la agenda reformista puesta en marcha en España.

El país, añaden estas fuentes, está cumpliendo con los compromisos adquiridos con sus socios europeos y éstos deben demostrar ahora que están determinados a proteger el euro.

En público, Rajoy ha subrayado en todo momento su respeto a la independencia del BCE, pero ha dejado claro también que la prima de riesgo no se corresponde con los fundamentos de la economía española y que no se puede consentir que haya países que se financian al 6 por ciento y otros prácticamente a 0.

Son los argumentos a los que ha recurrido también el presidente el BCE, Mario Draghi, para defender la legalidad de la compra de bonos soberanos de hasta tres años en el mercado secundario, lo que aliviaría la situación española.

Rajoy y su gabinete han mantenido contactos a todos los niveles con sus socios europeos a lo largo de los últimos meses y semanas y cuenta con el respaldo de dirigentes como el presidente francés, François Hollande; el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, o el primer ministro italiano, Mario Monti, otro de los principales interesados en la intervención del BCE.

El jefe del Ejecutivo compartirá con Merkel un almuerzo de trabajo en la Moncloa, donde, de forma simultánea, se celebrará un foro empresarial en el que participarán directivos de un centenar de compañías de los dos países.

Según ha explicado el Gobierno en un comunicado, el objetivo del foro, que inaugurará el ministro de Economía, Luis de Guindos, es analizar las fortalezas y debilidades de España y la UE, exponer las iniciativas que está adoptando el Ejecutivo para hacer frente a la crisis y promover las relaciones entre las empresas de los dos países.

El encuentro, añade, servirá para apoyar el euro como instrumento esencial para fomentar la competitividad española y europa y la internacionalización de las empresas.

El Gobierno quiere aprovechar la jornada de mañana para impulsar las relaciones bilaterales con Alemania, principal suministrador de mercancías y segundo cliente de España, y propiciar una salida más rápida de la crisis. EFE 

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?