| 5/14/2010 2:00:00 PM

Rada Cassab inicia su expansión internacional con franquicias

La firma se convierte en la primera exportadora del país de medicina estética.

Rada Cassab anunció los primeros resultados del programa de expansión nacional e internacional por medio del modelo de franquicias que inició a comienzos de 2010: la apertura de sus clínicas de medicina estética en Panamá y San José de Costa Rica.

“Esta respuesta de los mercados internacionales refuerza el reconocimiento de Rada Cassab como una institución en medicina estética segura y confiable. Los resultados obedecen a nuestros estándares de calidad certificada, la consolidación empresarial y, el uso de la más avanzada tecnología y protocolos en tratamientos comprobados científicamente, entre otros factores de éxito”, afirma la doctora Bibiana González, gerente general y directora de las franquicias de Rada Cassab.

La doctora González destaca que en pocos meses empresarios de toda Latinoamérica se han interesado por adquirir la franquicia. Son inversionistas que han visto en Rada Cassab un excelente modelo para replicar en sus países, basado en el concepto de belleza segura de alta tecnología que supera los estándares internacionales de calidad en salud y belleza.

“Panamá y Costa Rica son países en donde hay gran demanda de los servicios de medicina estética y representan una oportunidad poder ofrecer en sus capitales belleza segura con calidad certificada, alta tecnología, tratamientos médicos que cuentan con soporte científico y un servicio con altos estándares en la atención de pacientes. Los empresarios vieron que con nuestra franquicia obtendrían un mercado de gran proyección, estabilidad económica y el reconocimiento internacional que ofrece Rada Cassab tras 16 años de trayectoria y servicio”, destaca la doctora González.

Este proceso de expansión avanza rápidamente. La institución ya ha sido contactada por empresarios e inversionistas expertos en franquicias de Perú, México, Chile y Puerto Rico, por lo que en el segundo semestre del año podrían presentarse nuevos anuncios de apertura de clínicas.

 

La doctora Bibiana González explica que “hay un marcado interés por acceder a nuestra franquicia, pero antes de otorgarla hacemos cuidadosos estudios tanto de los empresarios o profesionales que nos contactan como de los factores económicos y políticos de los países y sus mercados, pues no vendemos únicamente el derecho de uso de una marca, sino oportunidades de negocios rentables, sólidos y perdurables”.

La doctora señala que se tiene la meta de abrir tres franquicias cada año. “Sin embargo, para nosotros lo más importante no es sumar franquicias, sino lograr que cada una de las que otorguemos sea completamente exitosa y beneficiosa tanto para los empresarios como para los pacientes”, aclara.

El modelo por dentro

Para la institución no basta con que grupos empresariales o profesionales de la salud muestren interés en la franquicia y puedan hacer la inversión en ella, sino que deben reunir condiciones éticas, médicas, de servicio y compromiso con los pacientes y con la sociedad, pues el prestigio de la marca Rada Cassab es un activo que debe protegerse. “Además, buscamos que los franquiciados no sean simples clientes nuestros, sino que se conviertan en parte de la organización, trabajen en equipo con nosotros y compartan plenamente los valores y la visión que nos han convertido en un referente internacional”, agrega la doctora González.

Por ello, los interesados en la franquicia deben seguir un proceso que inicia con el estudio previo y la investigación sobre antecedentes y origen de los recursos. Tras superar esta primera fase, y si hay total acuerdo entre las partes, se comienza un vínculo que va más allá del derecho de uso de una marca; se concreta la adjudicación de la franquicia y se inicia el proceso de acompañamiento y transmisión de valores y conocimiento para el montaje de la nueva clínica, que dura por lo menos tres meses. A éste le sigue una supervisión permanente de todos los procesos médicos y administrativos.

En pocas palabras, Rada Cassab les enseña todos los detalles del negocio a sus franquiciados, y los acompaña para que los resultados sean positivos en el corto y largo plazos.

El doctor Alejandro Rada Cassab, fundador y director general de la institución, destaca que con este plan de expansión “trabajamos por Colombia no sólo exportando una marca, sino las mejores prácticas en tratamientos de medicina estética de alta tecnología y en servicio al paciente”.

Además, señala que este plan de expansión beneficia, sobre todo, a las personas que difícilmente tenían acceso a servicios de medicina estética: “Belleza segura, con tratamientos médicos de alta tecnología que rejuvenecen y embellecen con seguridad y profesionalismo”. Éste es el mayor impacto del programa de franquicias, que ya da sus primeros frutos.

Las clínicas de Rada Cassab se inaugurarán en Ciudad de Panamá en julio y en San José en agosto. En ellas se ofrecerá gran parte del portafolio de servicios y tratamientos de la sede principal en Bogotá. Así, Rada Cassab Medicina Estética se convierte en pionera en la exportación de servicios de salud desde Colombia hacia Latinoamérica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?