| 5/31/2010 4:20:00 PM

“Queremos aprovechar este momento decisivo": Francisco González

Son tiempos de cambio en la regulación, las áreas de crecimiento, el cliente y la tecnología. El modelo de negocio de BBVA permite ofrecer soluciones diferenciales a sus clientes, a costes unitarios competitivos, a través de múltiples canales y bajo un nuevo modelo de relación físico y virtual.

“Queremos aprovechar este momento decisivo del sector para crecer y que nuestros clientes sean los más beneficiados. Son tiempos de cambio en la regulación, las áreas de crecimiento, el cliente y la tecnología”, señaló el presidente de BBVA, Francisco González, en una conferencia impartida en el Club Antares de Sevilla.

En la conferencia titulada “Situación actual y evolución de la industria financiera”, Francisco González abordó dos grandes temas: el contexto económico y el modelo de negocio de BBVA.

Para comenzar su intervención, repasó la “lenta recuperación de la economía global” y “la reestructuración crucial que afronta el sector financiero”. A su modo de ver, la crisis tiene tres fases:

1. La financiera, iniciada en 2007 y marcada por problemas de liquidez en los mercados y pérdidas del valor de los activos financieros.

Durante esta primera fase, las intervenciones de gobiernos y bancos centrales consiguieron rebajar las tensiones de liquidez. Las inyecciones de capital nuevo desde el mercado o desde los propios gobiernos absorbieron buena parte de las pérdidas emergentes en el valor de mercado de los activos financieros.

2. La económica, que ha frenado la actividad, ha reducido la demanda de crédito y ha empeorado su calidad, lo que ha aumentado la morosidad y la necesidad de capital del sistema financiero.

La recuperación de la economía mundial ya ha comenzado, según explicó, especialmente en Estados Unidos y los países emergentes, aunque el crecimiento es todavía incipiente y desigual. “En Europa, los bajos niveles de crecimiento y la evolución de los mercados, son fuente de inestabilidad”, enfatizó.

Sin embargo, puntualizó que “el Plan de rescate de la Unión Europea es una medida en la dirección correcta, aunque el mercado está monitorizando permanentemente su implementación así como el ajuste fiscal en algunos países de la UEM”.

En cuanto a la situación de España, recordó que el rápido crecimiento del déficit público y la necesidad de refinanciación con un fuerte componente exterior se han traducido en un aumento del coste de la deuda.

Por ello, subrayó la importancia de reducir el déficit público y reestructurar el sistema financiero. “Las medidas aprobadas hoy en el Congreso de los Diputados van en esa dirección. Ahora hay que asegurar el cumplimiento de los compromisos por todas las administraciones”, afirmó.

 

“La prioridad es mantener la credibilidad del proceso, anclar las expectativas y restablecer la confianza a los mercados financieros internacionales. Y a diferencia de Grecia, España tiene una excelente reputación en términos de ajustes fiscales y calidad de sus estadísticas”, añadió.

También situó al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como “una medida necesaria” aunque insistió también en la necesidad de reformar la Ley de Cajas de Ahorros para que estas entidades puedan acceder a capital privado, a raíz de las mayores exigencias de capital de ‘Basilea III’.

A su juicio, “la reestructuración sectorial debe ser rápida y con criterios de eficiencia, para que todas las entidades puedan proporcionar a las empresas el crédito que necesitan”.

Asimismo, se refirió a la reforma laboral pendiente, donde destacó que para disminuir la tasa de paro y aumentar la productividad, es necesario reducir la temporalidad y mejorar los mecanismos de la negociación colectiva para reforzar la correlación entre el salario y la productividad real de cada empresa.

3. La reconversión de la industria financiera, en la que muchas entidades han sido absorbidas por otras y que “no ha hecho más que empezar”.

El presidente de BBVA avanzó algunas pinceladas de este proceso:

Ø El nuevo entorno regulatorio exigirá más capital, más liquidez y mayor supervisión, lo que se traduce en presión sobre los márgenes y mayor protección al consumidor.

Ø Las áreas de crecimiento, por países y segmentos, también están cambiando, como ocurre con la creciente capacidad de generar riqueza de los países emergentes.

Ø Por otra parte, el cliente está cada vez más informado y es más exigente. Por esta razón, sabrá discriminar entre proveedores “buenos y malos”.

Ø Las actividades financieras puramente especulativas que no generen riqueza, se aprovechen de sus clientes y abusen de su confianza no tendrán éxito en este nuevo entorno.

Ø Y la tecnología ha evolucionado de manera impresionante en los últimos treinta años. Los desarrollos más punteros están creando formas de relación con el cliente y modelos de negocio totalmente novedosos.

En definitiva, “se va a configurar un nuevo mapa competitivo donde la alternativa es reconvertirse o desaparecer”, afirmó.

Estrategia de BBVA

En este complicado entorno, “BBVA lo ha hecho muy bien”, señaló Francisco González, con una rentabilidad superior (un ROE del 16% versus un 10,7% de media entre sus competidores), un nivel de eficiencia a la cabeza de la industria financiera (40,4%) y una posición fuerte de solvencia (un 13,4%) y liquidez. Todo ello, sin ayudas públicas ni ampliaciones de capital.

Durante la crisis, BBVA ha destacado por su defensa de los principios de integridad, prudencia y transparencia. Además, el Grupo ha seguido renovando sus equipos e invirtiendo en innovación para anticiparse a sus competidores.

A continuación, Francisco González afirmó que “el modelo de negocio de BBVA, de fortaleza contrastada, permite obtener resultados recurrentes en cualquier entorno”. Un modelo caracterizado por:

Ø Una visión de largo plazo, que permite desarrollar relaciones de confianza y beneficio mutuo con los clientes.

Ø Foco en los negocios core minorista y mayorista de clientes.

Ø Diversificación geográfica y por negocios.

Ø Gestión prudente del balance con una financiación estable minorista, un bajo nivel de apalancamiento y disciplina financiera en las filiales.

Ø Inversión fuerte en tecnología, que permite a BBVA ofrecer soluciones diferenciales a sus clientes, a costes unitarios competitivos, a través de múltiples canales y bajo un nuevo modelo de relación físico y virtual, donde el cliente se beneficie del banco.

“Este modelo está basado en la anticipación –prosiguió Francisco González-, gracias a la cual afrontamos el futuro con optimismo”. En este sentido, aseguró que los cambios regulatorios que se avecinan nos afectarán comparativamente menos que a nuestros competidores. BBVA da la bienvenida a una mayor protección al consumidor y está de acuerdo con el mayor escrutinio público sobre las prácticas del sector financiero.

La campaña publicitaria lanzada recientemente con el lema “aprovecha tu banco” recoge estas ideas y ha tenido un gran impacto en Internet, con más de 2 millones de vídeos vistos en pocos días. “Este mes, ningún vídeo de YouTube en español ha superado esta cifra”, señaló el presidente de BBVA.

En su opinión, BBVA ha demostrado que su modelo de negocio funciona y las perspectivas de futuro del Grupo son excelentes. Por todo ello, “vamos a crecer -aseguró- poniendo al cliente en primer lugar para que se aproveche de nosotros; adoptando la sencillez en cada proceso de la organización y en las soluciones que demos a los clientes”. Una transformación que está potenciando los canales, especialmente la web. “Mientras los demás están todavía gestionando la crisis, nosotros nos enfocamos en crecer”, añadió.

Para concluir, Francisco González afirmó que “estamos en un momento decisivo en el sector financiero que para BBVA es una oportunidad” y cerró su intervención con un claro propósito, “ser el banco que más beneficie a sus clientes”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?