| 11/14/2011 11:00:00 AM

¿Qué pasará con la movilidad en Bogotá?

El alcalde electo, Gustavo Petro, aseguró que desmontará gradualmente la medida del “Pico y Placa” en la capital del país. Dinero.com consultó a expertos de movilidad sobre qué puede pasar en el futuro y las soluciones que existen para agilizar el transporte de los bogotanos.

La movilidad en Bogotá se ha vuelto el dolor de cabeza de los bogotanos y es uno de los grandes retos que tiene el alcalde electo, Gustavo Petro, quien ya anunció que desmontará gradualmente la medida del “Pico y Placa” en la capital del país.

Sin embargo, para el director del Centro de Investigación de Movilidad de los Andes, Juan Pablo Bocarejo, “el Pico y Placa nos ha vuelto perezosos, ya que nos conformamos con esto y no buscamos soluciones de fondo que ayuden a solucionar el problema”.

Según el experto, entre el 60% y 70% de los bogotanos se moviliza por transporte público, por lo cual se debe apuntar a que este medio sea una opción para movilizarse. “Hay personas que prefieren estar dos horas en un trancón, pero en su carro. Se debe crear un transporte público que se convierta en una alternativa ágil y buena para movilizarse”, recalcó Bocarejo.

Igual percepción tiene Carlos González, de Movilidad y Urbanismo, quien asegura que el gran problema de Bogotá es que una urbe de estas características presenta un gran atraso en transporte público.

“El caótico y anárquico transporte tradicional todavía abusa de la absoluta mayoría de usuarios del transporte público. Si no hay un sistema de transporte público de calidad, cada vez más ciudadanos que mejoran sus ingresos optaran sin lugar a dudas por el vehículo particular”, manifestó González.

Bocarejo estima que actualmente hay 1´200.000 de vehículos en Bogotá y dentro de diez años la cifra se duplicaría, es decir, llegaría a 2´400.000. “Un estudio realizado en 2008 muestra que la velocidad en la séptima puede llegar a diez kilómetros por hora si no se toman medidas de movilidad. Actualmente, está en menos de 20 kilómetros por hora”, explicó el experto.

Entre las soluciones planteadas por Bocarejo están: semáforos inteligentes, mejoramiento de vías, avanzar en la cultura ciudadana y desestimular la compra de carros con mayores aranceles.

Para González “el desmonte gradual del pico y placa solo se puede hacer de manera responsable si, por una parte, se mejora la prestación y la calidad del transporte público y, por otra parte, se implementan otras medidas de desestímulo del uso del vehículo particular”.

González también propone abordar una discusión sobre la posible implementación de la tarifa por congestión en ciertas zonas de la ciudad.

“Es que se ponga sobre la mesa la necesidad de que parte del recaudo sea destinado a la financiación de sistemas de transporte público optimizados y de calidad (Transmilenio, Metro, tranvía para el Corredor Verde, etc). Ese aspecto ha sido determinante para recibir el apoyo ciudadano en diversos casos, en particular, en el caso de Londres”, concluyó González.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?