| 10/31/2011 8:30:00 AM

Qantas vuelve a volar tras la paralización de su flota

Las aeronaves de Qantas volvieron a volar el lunes después que un tribunal australiano dio su fallo para poner fin a una amarga disputa laboral que había paralizado toda la flota de la décima aerolínea del mundo.

Un vuelo de Sydney a Yakarta, Indonesia, despegó poco después que la Autoridad de Seguridad de la Aviación Civil de Australia autorizó a reanudar los vuelos al "Canguro volador", como se conoce aquí a la principal aerolínea australiana.

Qantas dijo en un comunicado que todavía anticipa algunas demoras para poner al día los vuelos perdidos durante una paralización de casi 48 horas. La aerolínea agregó vuelos extra y anticipa retornar a la normalidad en uno o dos días.

La paralización afectó los planes de viajes de decenas de miles de personas en varias partes del mundo, y los pasajeros se agolpaban en aeropuertos de Australia, Los Angeles y otros puntos en la esperanza de llegar a su destino.

La aerolínea reanudó los vuelos 12 horas después que un fallo de emergencia de un tribunal de arbitraje puso fin a semanas de huelgas.

El fallo fue una victoria para la aerolínea en su batalla con los sindicatos que representan a pilotos, mecánicos, maleteros y proveedores de alimentos, cuyas huelgas rotativas obligaron a cancelar 600 vuelos en los últimos meses, alteraron los viajes de 70.000 pasajeros y costaron a Qantas 70 millones de dólares australianos (75 millones de dólares).

Pero algunos expertos de aviación dijeron que la paralización sorpresiva de todos los 108 aviones el sábado, a un costo de 20 millones de dólares diarios, perjudicó la reputación de la aerolínea en el mundo.

Moody's Investors Service dijo que podría rebajar la calificación crediticia de Qantas debido a que los incidentes del fin de semana pueden perjudicar las reservaciones, ganancias y valor de la marca.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?