| 4/6/2009 12:00:00 AM

Putin promete US$90.000 en plan de estímulo

MOSCU — El primer ministro Vladimir Putin se comprometió a hacer reducciones tributarias y del gasto por US$90.000 millones a fin de rescatar a Rusia de su peor crisis económica en una década, pero advirtió a los rusos que deben prepararse para enfrentar un año de dificultades.

En un discurso a los legisladores, Putin envió un optimista mensaje sobre la economía a un público cada vez más escéptico.

Al enfrentarse a su primera contracción económica desde el colapso financiero de 1998, Rusia se ha visto afectada gravemente por la congelación del crédito mundial, una reducción de la demanda internacional y el descenso de los precios del petróleo, su principal producto de exportación.

Las grandes empresas han recortado su producción, han despedido al personal y han bajado los salarios. El desempleo ha llegado al 8,5%, su mayor nivel en varios años, mientras que el rublo se ha devaluado a un tercio con respecto al dólar desde mediados de año.

Un funcionario dijo la semana pasada que la economía rusa que bordeaba 1,7 billones de dólares se ha reducido en un 7% en el primer trimestre —un sorprendente revés en casi una década de florecimiento económico que Putin protagonizó como presidente. Es casi seguro que Rusia entre en una recesión este año. La recesión, según algunos expertos, se registra cuando hay dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Putin ha responsabilizado reiteradamente a Estados Unidos por los problemas económicos de Rusia, pero algunos economistas y políticos expresaron su desacuerdo, alegando que Rusia se ha visto afectada en particular porque el Kremlin no ha hecho nada para alejar a Rusia de su dependencia de las exportaciones energéticas.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?