| 7/27/2006 12:00:00 AM

Prueban vacuna contra el cigarrillo

El tratamiento impide que la nicotina llegue al cerebro, y al restar placer al hecho de fumar facilita, en teoría, su abandono.

Un grupo de médicos está ensayando un método nuevo y drástico para ayudar a los fumadores a dejar el hábito: una vacuna que los "inmuniza" contra el placer que causa la nicotina y alimenta su adicción.

Ese placer ha llevado a Mario Musachia a fumar casi medio millón de cigarrillos en medio siglo. Ahora, Musachia es una de las 300 personas en todo el país que ensayan una vacuna experimental por la cual el sistema inmunitario ataca la nicotina tal como atacaría a un microbio.

La pequeña cantidad que sigue llegando ayuda a aliviar los síntomas de abstinencia, que son la razón principal de la reincidencia. Si resulta eficaz _cosa que aún no está demostrada_ la vacuna formaría parte de una nueva generación de tratamientos para dejar de fumar. Estos atacan la dependencia del cerebro en lugar de reemplazar el cigarrillo por nicotina en formas menos dañinas, tales como la goma de mascar, caramelos, parches y rocíos nasales que existen hoy.

Una de esas drogas, Chantix del laboratorio Pfizer, está a punto de salir a la venta. Otra, Accomplia de Sanofi-Aventis SA, está aprobada en Europa para tratamientos de adelgazamiento. Si la autoridad estadounidense la aprueba, algunos médicos dicen que la recetarán a fumadores que temen engordar al dejar el cigarrillo.

"El paciente típico es una mujer de 30 años que dice, 'si aumento cinco kilos vuelvo a fumar"', dijo el doctor J. Taylor Hays, especialista en tabaquismo de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, quien colaboró en los ensayos de Chantix y otros tratamientos. Otras drogas novedosas están en etapa de elaboración, pero NicVax, de Nabi Biopharmaceuticals, es la más avanzada entre las vacunas.

Después que cuatro estudios menores indicaron que podría ser segura y eficaz, se inició el estudio más amplio en Madison, Minneapolis, Omaha, San Francisco, Los Ángeles, Boston y Nueva York.

La Administración de Alimentos y Medicamentos le ha otorgado el tratamiento rápido, y el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas dio a Nabi un segundo subsidio de 4 millones de dólares para financiar el estudio y el desarrollo de NicVax. "Será una muy buena manera de impedir la reincidencia", dijo el doctor Frank Vocci, director de desarrollo de medicamentos en el instituto federal. La reincidencia es el problema más grave de los que dejan el tabaco.

"Cuando fuman el primer cigarrillo, si realmente lo disfrutan, el riesgo de reincidir es alto. Si se logra que ese cigarrillo no sea tan placentero, eso es muy importante", dijo Vocci.

Fuente: AP


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?