| 11/14/2007 12:00:00 AM

Proyecto de biodiésel es zona franca en Santa Marta

Biocombustibles son una gran oportunidad de negocios, aseguró ministro Luis Guillermo Plata.

Bogotá.- El decreto 383 de 2007, que otorga beneficios a la constitución de las zonas francas en el país comenzó a dar frutos con la aprobación de esa categoría para la empresa Biocombustibles Sostenibles del Caribe, S.A., que elaborará biodiésel a partir de aceite de palma en Santa Marta.

El proyecto es de alto impacto económico y social, acredita una inversión nueva mínima de 10 millones de dólares y garantiza la creación de al menos 600 empleos directos, por lo que está comprendido dentro de la categoría de Zona Franca Especial.

Inicialmente la operación del proyecto generará 748 empleos, organizará la producción agrícola de 890 familias cultivadoras de palma del departamento del Magdalena y producirá anualmente 100.000 toneladas de biodiésel.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, aseguró que esta buena noticia se constituye en un paso más para hacer del país una nación competitiva, con capacidad de hacer parte de los mercados más importantes del mundo

Además, resaltó la creciente importancia del mercado de los alcoholes carburantes para el desarrollo y crecimiento del país. “En el mundo hay una demanda creciente de biocombustibles, por lo que Colombia, que se constituye en el mayor productor de palma en América y el quinto exportador y productor de aceite de palma en el mundo, tiene muchas oportunidades de negocios. Esto, unido a los atractivos para las zonas francas, nos hacen pensar que Biocombustibles Sostenibles del Caribe S.A. no será la única en su categoría”, dijo.

Recientemente el Presidente Álvaro Uribe y la Reina de Silvia de Suecia, colocaron la primera piedra de una planta de producción de etanol, con base en la remolacha, en Tuta, Boyacá, con una inversión de 270 millones de dólares por parte de la empresa ED&F Man, del Reino Unido.

La actual legislación colombiana estimula la producción y mercadeo de biocombustibles derivados de materias primas vegetales o animales para ser usados en motores diesel. Existen algunos beneficios para ese tipo de empresas, como renta exenta para los cultivos sembrados entre 2003 y 2013 de palma de aceite, caucho, cacao, y cítricos, entre otros. También están exentos del IVA, tanto el biocombustible como las importaciones de materias primas y maquinarias para su producción.

Se calcula que la industria del biodiésel hará que las hectáreas sembradas en el país con sus materias primas pasen de 293.000 a 700.000 en 2010.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?