| 10/5/2006 12:00:00 AM

Proyectan caída en precios de venta de viviendas en EE.UU.

La proyección, conducida por la compañía privada Moody's Economy.com, presenta una de las observaciones más crudas, hasta el momento, sobre la desasceleración del mercado de bienes raíces que se ha venido acumulando en los últimos meses.

Washington.-  Se proyecta que los precios de las casas, en picada luego de un ciclo de cinco años de prosperidad, bajen en la mitad de las áreas metropolitanas de los Estados Unidos, siendo el noreste, la Florida y California las más afectadas.

La firma de pronósticos proyecta que para el 2007 el precio promedio de las ventas de casas existentes irá en picada en un 3,6 por ciento, lo que sería la primera baja en los precios de bienes raíces en todo un año desde la época de la Gran Depresión en la década de 1930.

El pronóstico está incluido en un reporte de 195 páginas llamado "La vivienda a punto del desequilibrio" _ "Housing at the Tipping Point", que AP obtuvo antes de su publicación general.

El reporte contiene proyecciones que dicen que 133 de las 279 áreas metropolitanas del país, sufrirán bajas en los precios de los bienes raíces. Este es un gran contraste cuando se compara con los últimos cinco años cuando las bajas tasas de interés impulsaron marcas de ventas cinco años seguidos y los precios en las áreas de mayor demanda se dispararon.

Pero este año, el mercado que una vez vibrara de calor se ha enfriado de una manera marcada. A algunos analistas les preocupa que este desascelere pueda hacerse tan fuerte que pueda empujar al país entero a una recesión, tal como sucedió con la pujante burbuja del mercado de valores del 2000 que condujo a la caída en picada del 2001.

El reporte sobre la vivienda dice que la mayor baja porcentual en precios se dará en Danville, Illinois. Allí los precios ya han bajado en un 18,7 por ciento desde cuando alcanzaron su punto máximo en el segundo trimestre del 2005 a el más bajo para el mismo período este año. Esa desmejora sucedió debido a despidos en la industria automotriz y otras manufactureras, lo que causó una depresión en la economía local.

La segunda mayor baja se proyecta que sucederá en el área de Fort Myers, en la Florida, con una caída de un 18,6 por ciento desde su máximo punto alcanzado al final del último trimestre del año pasado a un punto mínimo en los precios proyectado para el segundo trimestre del 2007.

Las 133 áreas afectadas con bajas marcadas están concentradas en los estados de California y la Florida y en el corredor del noreste, desde el sur de Maine hasta cerca de Washington, D.C., lo mismo que en las áreas de crecimiento en Nevada y en Arizona y en algunas áreas deprimidas de las Planicies tales como Detroit.

De las áreas a donde los precios van en picada, se proyectó que 72 de ellas alcanzarán su punto más bajo al final de este año y el resto verán los precios caer a lo largo del 2007, 2008 y hasta el 2009.

Sin embargo, aun en áreas que han alcanzado el punto más bajo en precios, no se espera una recuperación pronta.

"Los precios están bajando y seguirán bajos por un tiempo. Tomará por lo menos un par de años para equilibrar los excesos de la última década", dijo Mark Zandi, jefe de economistas de Moody's Economy.com y autor principal del reporte.

El reporte describió el ambiente actual como "una corrección" y no un "costalazo" pero previno que hay riesgos que pueden convertir el desascelere en algo más serio.

"Creemos que la caída en la vivienda pesará sobre la expansión económica pero que no la quebrará...", explicó Zandi.

La baja en vivienda sucedió debido a la campaña de dos años de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés como herramienta para desascelerar la economía lo suficiente para mantener a la inflación bajo control.
 
 
Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?