| 9/30/2005 12:00:00 AM

Protestas en contra del TLC y la reelección en tranquilidad

En medio de un enorme despliegue militar y policial, miles de trabajadores se movilizaron por las calles de las principales ciudades del país.

En medio de un enorme despliegue militar y policial, miles de trabajadores se movilizaron por las calles de las principales ciudades del país en protesta contra la eventual reelección del presidente Alvaro Uribe y la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.



La protesta de 24 horas fue convocada por las centrales obreras, sectores indígenas, estudiantes y partidos políticos de izquierda e incluye un paro nacional de trabajadores públicos.



La posible infiltración de la guerrilla en la jornada de protesta, obligó a ejecutar más de 350 allanamientos en Bogotá entre el lunes y el miércoles en los cuales se descubrieron armas y explosivos, informó el comandante de la policía metropolitana, el general Luis Gómez Heredia.



"La policía nacional y las fuerzas militares tienen todos los dispositivos, están haciendo todos los controles y los servicios de inteligencia trabajan para evitar actos de sabotaje", dijo el jefe policial en conferencia de prensa.



En Bogotá, el control policial y militar era estricto en calles, oficinas del gobierno y estaciones de autobuses, mientras fueron canceladas las clases en las escuelas públicas por orden de la alcaldía.



Las marchas que se originaron en diversos puntos de la ciudad obligaron al cierre de muchas calles y se generó un caos en el tráfico en esta capital de unos ocho millones de habitantes. Entre 4.000 y 5.000 personas participaron en las manifestaciones, según la policía metropolitana.



"Cuatro años más de Uribe y nos vamos cajón", gritaban manifestantes en las calles céntricas, al expresar su rechazo a la reelección.



Las centrales obreras junto con los partidos opositores también están protestando contra la posibilidad de la reelección de Uribe, pues le apuestan a una candidatura única de la izquierda y consideran que estarán en desventaja frente a un presidente-candidato.



Uribe, que goza de una alta popularidad, afirmó que entiende "la protesta porque la pobreza es muy grande, pero que protesten sin violencia".



Explicó que los sindicatos se equivocan al oponerse al TLC, porque Colombia es exportador de productos agrícolas y manufacturados que compiten ferozmente en los mercados mundiales.



"Si Colombia tuviera una economía que le permitiera exportar grandes cantidades de petróleo, níquel, acero o soya, no necesitaríamos el TLC", manifestó Uribe a Radio RCN.



Pero el presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, sostuvo que "la firma del TLC se va a hacer a espaldas del pueblo colombiano y por eso queremos llamar la atención del pueblo colombiano con estas marchas y el paro".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?