| 8/15/2006 12:00:00 AM

Pronostican crecimiento de exportaciones argentinas

La ministra justificó el aumento del 67% que se registra en el primer semestre en gastos de infraestructura, al señalar que "es esencial para el desarrollo y tiene una incidencia crucial para la competitividad".

Buenos Aires.- Las exportaciones argentinas podrían llegar este año a 45.000 millones de dólares, un aumento del 13% con relación a 2005, informó el martes la ministra de economía Felisa Miceli al hablar en un foro organizado por la Cámara de Exportadores de la República Argentina.

El gobierno del presidente Néstor Kirchner ha tenido fricciones con tradicionales exportadores argentinos, en los rubros de las carnes y lácteos, al haberles impuesto retenciones, como parte de su política de incidir sobre los precios internos para frenar aumentos inflacionarios que podrían afectar el poder adquisitivo de los sectores de menores ingresos.

"No somos un país aislacionista", declaró Miceli, en respuesta a críticas de sectores que reprochan al gobierno una actitud proteccionista en favor de los productores locales.

"Nuestro país tiene una clara vocación de integrarse al proceso de globalización de la economía mundial, porque no somos aislacionistas, pero entendemos que esa inserción debe ser equilibrada y realista, al evaluar los costos que implica el proceso", dijo Miceli.

"En materia comercial, continuaremos negociando activamente en diversos foros con el fin de incrementar el acceso a mercados para nuestros productos, pero sin renunciar a nuestro objetivo de desarrollo industrial", afirmó. El gobierno de Kirchner sostiene que ese objetivo fue abandonado la pasada década por el ex presidente Carlos Menem, quien impulsó políticas económicas "neoliberales".

"El modelo que lleva adelante nuestro gobierno se orienta claramente a brindar los incentivos necesarios para desarrollar una estrategia de crecimiento basada en bienes transables", añadió.

Miceli reiteró que un objetivo de la Administración de Kirchner es aumentar la participación de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en las ventas al exterior, para lo cual se estudia beneficiar a esas empresas con créditos a tasas subsidiadas.

La ministra se refirió a las negociaciones de la ronda de Doha, que se realizan dentro del marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) e hizo votos para que concluyan satisfactoriamente. "Para que eso sea posible, es necesario que los países desarrollados acepten llevar la mayor parte de las concesiones de acceso a sus mercados".

"Los países desarrollados", concluyó Miceli, "deben comprender que la liberalización comercial justa es esencial para la estabilidad financiera de los países en desarrollo y para la estabilidad de la economía mundial en general", afirmó.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?