| 9/23/2011 9:40:00 AM

Promesa del G20 no logra estabilizar los mercados

La promesa de estabilizar los mercados formulada por las principales economías del mundo no logró calmar el viernes los ánimos de los inversionistas, y las bolsas volvieron a bajar de forma notable.

Los ministros de Hacienda del G20 reunidos en Washington prometieron el jueves "adoptar todas las medidas necesarias para mantener la estabilidad de los sistemas bancarios y mercados financieros", y asegurar que los bancos tienen el dinero necesario para financiar sus gastos diarios.

"Las presiones de venta en Europa disminuyeron durante la noche, pero la tendencia a la baja continuó a medida que progresa la jornada y los mercados siguen muy afectados en lo que va de año, indicio de que los políticos tienen mucho por hacer", dijo el analista Carl Campus, de la firma BMO Capital Markets.

En París, el CAC-40 se contraía un 2,6% a 2.710 mientras que en Francfort el DAX bajaba un 35 a 5.010. En Londres, el FTSE subía un 1,7% a 4.955.

En Wall Street, el Dow para entrega a término bajaba un 0,7% a 10.572 y el Standard & Poor's 500 a término retrocedía un 0,8% a 1.114.

En los mercados de divisas, el euro bajaba un 0,1% a 1,3458 dólares.

El índice Hang Seng de Hong Kong cayó el 1,4% a 17.668,83 tras perder casi un 5% la víspera. En Australia el S&P/ASX 200 bajó el 1,6% a 3.903,20.

En Seúl, el Kospi cayó un 5,7% a 1.697.44 y el índice compuesto de Shanghai perdió el 0,4% a 2.433,16. La Bolsa de Torio cerró por ser feriado nacional.

Los precios del crudo bajaron al compás de los mercados bursátiles y el petróleo de referencia perdía 2,10 dólares a 78,41 dólares el barril.

En Londres, el contrato para entrega en noviembre del barril de crudo tipo Brent del Mar del Norte subía 75 centavos a 106,24 dólares.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?