| 7/22/2005 12:00:00 AM

Prohibida importación de arroz desde Perú y Venezuela

El gobierno colombiano decidió suspender las importaciones de arroz procedentes de Perú y Venezuela para evitar lo que los agricultores locales consideraron como su "inminente quiebra".

El gobierno colombiano decidió suspender las importaciones de arroz procedentes de Perú y Venezuela para evitar lo que los agricultores locales consideraron como su "inminente quiebra".



El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Felipe Arias, anunció que sólo su despacho podrá autorizar compras a estos dos países "pero con un arancel de un 15%, si hubiere un déficit de producción nacional".



En este momento, el gobierno mantiene un arancel de un 80% para la importación del grano proveniente de países fuera de la Comunidad Andina.



"En Colombia existen actualmente sin colocar 150.000 toneladas de arroz, por lo que nos vemos en la necesidad de expedir un nuevo decreto, basado en el artículo 90 del Acuerdo de Cartagena, para restringir las importaciones hasta cuando haya excedentes. Calculamos que a principios de 2006 será el momento pertinente para dejar entrar arroz a Colombia", explicó el viceministro de Agricultura, Luis Vicente Támara.



El gobierno ya había impuesto estrictas medidas sanitarias para restringir la llegada de 18.000 toneladas procedentes de Perú y Venezuela, y ha reducido sus importaciones de arroz ecuatoriano de 37.000 toneladas en 2002, a menos de 5.000 desde 2004.



Los arroceros colombianos registraron este año una producción de 2,7 millones de toneladas del grano, y denunciaron que el contrabando y el balnqueo de dinero del narcotráfico a través de la importación de arroz les estaba hundiendo en la ruina a pesar de la buena cosecha.



En el territorio nacional se cultivan 470.000 hectáreas de arroz, del que dependen alrededor de 30.000 mil familias y representa -después del maíz- el segundo lugar en áreas sembradas, pero es el primero en valor de producción y en importancia para la alimentación nacional, especialmente en los estratos más pobres.



Los arroceros están a la expectativa de lo que el gobierno recuelva en las negociaciones del TLC con Estados Unidos, donde hay una propuesta de que ese país pueda entrar arroz cáscara al país sin pagar arancel desde el primer año, con un crecimiento de volumen del 1,5% anual. Los arroceros denuncian que los subsidios que reciben os agricultores de E.U. harán que los productores nacionales desaparezcan del mercado si se acepta ese punto del Tratado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?