| 10/5/2009 12:00:00 AM

Productores lácteos de la UE protestan por precios de leche

Cientos de productores de lácteos llegaron en tractores el lunes hasta la capital belga a fin de presionar a los ministros de Agricultura de la Unión Europea para que hallen una solución a los bajos precios de la leche, mientras 20 de 27 naciones pedían una mayor protección en el inestable mercado mundial.

Bruselas  — Unos mil granjeros de Alemania, Francia y otras naciones de la UE esperaban a los ministros haciendo sonar cencerros y silbatos y lanzando botellas y huevos a la policía frente al edificio, horas antes del inicio de la sesión de emergencia.

Los manifestantes también prendieron fuego a neumáticos y pacas de heno. La policía acordonó el edificio del Consejo de la UE y creó un amplio perímetro de seguridad, provocando congestionamientos de tránsito en las principales partes de la ciudad.

Los granjeros desean regulación que les proteja de los inestables precios del mercado libre, que han causado el colapso de la leche. Unas 20 naciones de la UE se reunieron antes de la sesión, coincidiendo en presionar hacia un nuevo sistema que regule al mercado una vez que la UE suspenda normas protectores del mercado en 2015.

Encabezaos por Francia y Alemania, los países desean dar seguridad al sector lácteo en un mundo cada vez más globalizado, aunque se puedan hallar productos más baratos en otros lugares.

"A los granjeros les preocupa que vayamos hacia un sistema donde no quede regulación", destacó el ministro de Agricultura francés, Bruno Le Maire. "Necesitamos regulación, porque el libre mercado no nos llevará ahí", dijo.

La comisionada de Agricultura de la UE, Mariann Fischer Boel, dijo que podría respaldar fondos adicionales pero sólo si los estados miembros los proveen y el dinero no venga del actual presupuesto de la UE.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?