| 1/25/2007 12:00:00 AM

Productores brasileños de trigo piden protección ante Argentina

Los productores argentinos "quieren ampliar sus exportaciones para el mercado brasileño y nuestra industria no tiene cómo competir", añadió.

Brasilia.- El sector productor y exportador de trigo, al asegurar que el Mercosur sólo funciona para los argentinos, quiere que el gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva aplique medidas para frenar la entrada de trigo desde Argentina.

Según el presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de Trigo (Abitrigo), Francisco Samuel Hosken, el problema es que mientras ellos paga 20% para la exportación de harina de trigo, los argentinos pagan 10% y han copado el mercado de Brasil.

Además, dijo que mientras el gobierno de Buenos Aires congeló el precio de la tonelada de trigo en 120 dólares, en Brasil el costo de la tonelada es de 223 dólares. El productor brasileño tiene que "competir con una harina hecha con un grano de trigo barato y además que paga menos a la hora de exportar", dijo Hosken, citado en un despacho del servicio oficial de noticias Agencia Brasil.

"Pedimos que sea aplicada una medida compensatoria, que disminuya la diferencia que el gobierno argentino da a su industria y a su productor", agregó.

Indicó que entre esas medidas estaría subir a 30% el impuesto de importación de harina.

"No podemos quedar rehenes de la industria argentina, que es subsidiada por el gobierno. Nosotros sólo queremos igualdad... el Mercosur sólo funciona a favor de ellos (los argentinos). Para ellos, no existen reglas. Las reglas sólo valen para nosotros", se quejó.

El año pasado, Brasil importó 6,6 millones de toneladas de trigo de Argentina, monto que corresponde a 95% de la importación total nacional del producto, dijo Agencia Brasil. El consumo brasileño de trigo se estima en más de 11 millones de toneladas anuales, de acuerdo con datos de Abitrigo en su sitio de internet.

La nueva disputa de los productores y exportadores brasileños de trigo es la más reciente en los constantes impasses comerciales que surgen entre Argentina y Brasil, los dos mayores socios y fundadores del Mercosur, que también integran Paraguay, Uruguay y Venezuela.

En los últimos años las quejas de los dos lados han abarcado sectores que van desde la producción de artículos como congeladores y cocinas --con Buenos Aires implantando restricciones a la importación de esos productos desde Brasil-- hasta autos y calzados.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?