| 8/30/2011 10:00:00 AM

Producción minera de Chile cayó 14,8 % en julio, su mayor descenso en 8 años

La producción minera de Chile se desplomó en julio pasado un 14,8 % en comparación con el mismo mes de 2010, su mayor caída desde 2003, informó hoy martes el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Santiago de Chile - El desplome se explica por la huelga que por quince días mantuvieron los trabajadores de la Minera Escondida y las inusuales nevadas que afectaron a las norteñas regiones de Tarapacá y Antofagasta, donde se concentran importantes yacimientos mineros, señala el informe.

En ese contexto, el índice metálico cayó un 15,9 % respecto de julio de 2010, lo que se explica principalmente por una incidencia negativa, de 15,95 puntos porcentuales, del índice cobre, pues el índice "Otros Metálicos" registró una variación interanual nula.

Por su parte, la minería no metálica registró un crecimiento del 2,6 % en el séptimo mes del año, en comparación con julio de 2010, por alzas en la producción de salitre y cloruro de sodio, explicada principalmente por una baja base de comparación, de acuerdo con el INE.

En cuanto al cobre, éste registró durante julio una producción total de 373.498 toneladas, el nivel más bajo que se ha registrado en lo que va del año, con un retroceso de 81.771 toneladas respecto de julio de 2010.

Según el informe, la producción de cátodos decreció un 13,2 % en julio, lo que equivale a 30.156 toneladas, para totalizar 197.532 toneladas, mientras que la producción de concentrados sumó 165.583 toneladas, un 17,4 % menos que lo registrado en julio de 2010.

Las exportaciones mineras sumaron en julio 4.640 millones de dólares, un 23,3 % más que en el mismo mes del año pasado y de los que el 90,3 % correspondieron a embarques de cobre, que aumentaron un 23,7 % interanual.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?