| 1/31/2012 10:00:00 AM

Producción fabril de Japón repunta al ceder impacto por Tailandia

La producción industrial de Japón creció más de lo esperado en diciembre al terminar los trastornos por las graves inundaciones en Tailandia, pero aún se está lejos de asegurar una recuperación sostenida, debido a las renovadas alzas del yen y a la desaceleración económica global.

El ministro de Finanzas, Jun Azumi, emitió una nueva advertencia a los mercados sobre el riesgo de impulsar demasiado al yen, destacando que Japón estaba preparado para intervenir si los movimientos de la moneda se tornaran excesivos.

"Mi posición no ha cambiado. Si hay exceso de volatilidad y movimientos especulativos, mantendré una cercana atención y tomaré medidas firmes cuando sea necesario", dijo Azumi en una conferencia de prensa celebrada el martes.

La renovada fortaleza del yen, que opera en máximos de tres meses frente al dólar, es un dolor de cabeza para los exportadores japoneses, que vienen de recuperarse de dos grandes golpes sobre la producción el año pasado: el terremoto de marzo en su país y una severa inundación en Tailandia durante el verano boreal.

La recuperación de la cadena de suministros ayudaría a la producción industrial japonesa en el corto plazo, pero el panorama está lejos de ser optimista, debido al menor crecimiento global, la crisis europea y la apreciación del yen.

La producción industrial creció un 4,0 por ciento en diciembre, más que el alza del 3,0 por ciento esperada por los analistas y un repunte tras la caída del 2,7 por ciento sufrida en noviembre, mostraron el martes datos del Ministerio de Comercio.

Los industriales consultados por el ministerio esperan que el repunte continúe y proyectan que la producción crecerá un 2,5 por ciento en enero y un 1,2 por ciento en febrero.

Sin embargo, esas leves alzas no fueron suficientes para llevar al ministerio a mejorar su evaluación sobre la producción. Actualmente, la cartera sostiene que la industria se está moviendo en rangos acotados.

"Las exportaciones no son tan fuertes, por lo que el crecimiento de la producción se mantendrá más o menos plano por el momento. La producción probablemente no repuntará hasta el verano boreal, cuando las exportaciones a Estados Unidos y Asia podrían empezar a recuperarse nuevamente", dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute.

El alza de la industria en diciembre fue liderada por las automotrices y los fabricantes de equipos de comunicaciones, muchos de los cuales superaron el impacto de las inundaciones en Tailandia consiguiendo piezas de otros mercados o elevando su producción en Japón, dijo un funcionario del Ministerio de Comercio.

Tailandia es un gran centro de producción para los fabricantes de cámaras digitales, autos y partes electrónicas.

En una nueva señal de que las empresas están intentando restablecer sus niveles de producción tras los problemas en la cadena de suministro, otro sondeo mostró que la actividad manufacturera de Japón creció en enero a su ritmo más rápido en cinco meses.

No obstante, las cifras positivas no impresionaron a los mercados, debido a que la opinión dominante es que el crecimiento de diciembre fue más un rebote que una verdadera expansión.

El funcionario del ministerio mostró una visión similar.

"El principal factor del alza de diciembre es la recuperación tras las inundaciones en Tailandia. Si se analizan los comentarios de las empresas, se ve que siguen preocupadas por los problemas de Europa y por el alza del yen", dijo.

La economía japonesa se contraería moderadamente en el año fiscal que termina en marzo, pero repuntaría el año siguiente ayudada por la reconstrucción de las áreas del noreste del país devastadas por el terremoto y el tsunami del año pasado.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?