| 1/6/2009 12:00:00 AM

Producción de automóviles en Argentina alcanza récord en 2008

Buenos Aires.- La producción automotriz argentina alcanzó un récord de 597.086 unidades en el 2008, tras una mejora del 9,6 por ciento respecto del año previo, dijo el martes la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

El máximo histórico se alcanzó pese a la fuerte desaceleración de los últimos meses por la crisis financiera internacional, que llevó a un retroceso en la producción de diciembre del 47,3 por ciento interanual a 26.716 unidades.

El récord previo se había anotado en el 2007 con la producción de 544.647 vehículos.

Las exportaciones del sector se contrajeron el 40,4 por ciento en diciembre pasado frente al mismo mes del 2007 a 16.280 unidades, pero aumentaron un 11 por ciento en el último año a 351.092 vehículos.

La venta a concesionarios, que incluye autos importados, bajó el 29,1 por ciento interanual en el último mes del 2008 a 35.681 unidades, aunque totalizó 611.770 unidades en el año, un 8,3 por ciento más que en el 2007.

La economía argentina completó en el 2008 su sexto año de expansión, aunque la marcha se desaceleró por la crisis global, que afectó a la industria automotriz.

La matrícula de vehículos nuevos subió un 7,6 por ciento en el 2008 respecto al año anterior y llegó al récord de 610.713 unidades en el país sudamericano, informó el lunes la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara).

Debido a la fuerte caída de la actividad de la industria automotriz, el Gobierno lanzó un plan de créditos para alentar las ventas de un sector que fue clave en el robusto crecimiento que registró la economía argentina en los últimos años.

El proyecto oficial prevé el otorgamiento de préstamos a tasas reducidas para la compra de automóviles particulares de bajo costo.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?