| 9/22/2010 9:30:00 AM

Principal asesor económico de Obama deja cargo

La anunciada salida del principal asesor financiero del presidente Barack Obama podría darle a la Casa Blanca la oportunidad de renovar su equipo económico tras las elecciones legislativas de noviembre, cuando se espera que los votantes le cobren algunas cuentas pendientes a los demócratas.

Washington.- La Casa Blanca dijo el martes que Lawrence Summers, director del Consejo Económico Nacional, partirá al final del año para regresar a la Universidad de Harvard.

Aunque funcionarios de la administración dijeron que Obama ya sabía desde hace tiempo que Summers tenía planes de partir este año, la noticia ocurre en medio de una profunda preocupación por la lentitud de la recuperación del país y de críticas al equipo que concibió la política económica del gobierno.

Summers fue el principal arquitecto de muchas de esas políticas, desempeñando un papel central en el masivo paquete de estímulo económico y en el rescate gubernamental de la industria automovilística. También fue un defensor de la legislación para la regulación del sector financiero que Obama convirtió en ley a principios de este año.

Sin embargo, con esos temas en el pasado y acercándose el fin de su permiso de dos años de Harvard, un alto funcionario del gobierno dijo que Summers consideró que era el momento adecuado para partir.

Summers, quien se desempeñó como secretario del Tesoro durante el gobierno de Bill Clinton, no tenía previsto volver al gobierno, reveló un funcionario de alto nivel que habló bajo la condición de no ser identificado porque se trata de asuntos internos de la Casa Blanca.

Sin embargo, agregó la fuente, Obama le pidió a Summers que permaneciera en su equipo durante todo 2010 con el fin de que estuviera presente hasta que se aprobara la ley para regular las instituciones financieras y supervisara la implementación continua del paquete de estímulo económico.

Summers es el tercer integrante de relevancia del equipo económico de Obama que se retira en los últimos meses. Antes de él se marcharon el director de presupuesto, Peter Orszag, y Christina Romer, directora del Consejo de Asesores Económicos, ambos en este verano.

El secretario del Tesoro Timothy Geithner es el único de los principales asesores económicos de Obama que continuará en el gobierno.

Hubo rumores de que Obama podría recurrir a un ejecutivo empresarial para sustituir a Summers como una manera de desviar las críticas de que su administración está enemistada con la iniciativa privada.

Además, la Casa Blanca está muy consciente de que no hay mujeres en los altos cargos económicos tras la salida de Romer y que ninguno de los asesores actuales tiene mucha experiencia en el sector privado.

El líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, exhortó el mes pasado a Obama a que despidiera a Summers, a Geithner y a otros integrantes de su equipo económico.

"Nunca había sido tan apremiante un nuevo comienzo en Washington", dijo Boehner durante un discurso en Cleveland.

Aunque la Casa Blanca desestimó la petición de Boehner, tildándola de políticamente motivada, Obama no rechazó la posibilidad de realizar cambios en su equipo económico durante una sesión de preguntas y respuestas el lunes. Dijo que no había llegado a alguna decisión en cuanto a asuntos de personal.

Ante una la tasa de desempleo en cifras de dos dígitos y la población cada vez más preocupada por el lento ritmo de la recuperación, los demócratas temen que la situación de la economía pueda afectar fuertemente a su partido en las elecciones de noviembre.

Es probable que Obama tendrá que hacer cambios después de los comicios de noviembre, en caso de que sus asesores como Summers y Romer no hayan decidido partir por su cuenta.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?