| 1/2/2010 2:00:00 PM

Primer ministro japones promete mejorar economía en 2010

El primer ministro Yukio Hatoyama, cuya popularidad ha declinado en semanas recientes, se comprometió a dedicarse en el 2010 a combatir la deflación y a reconstruir a la segunda economía mundial.

Tokio  — Hatoyama, que admitió un creciente descontento, le pidió al país que respalde su gobierno que comienza a implementar sus compromisos de campaña, inclusive los pagos de manutención infantil, que permitieron que su partido demócrata obtuviera una arrolladora victoria a mediados del año pasado.

"La luna de miel de mi gobierno ha terminado ahora, y no podemos seguir pidiéndole al pueblo que nos juzgue con una mirada indulgente", destacó en un discurso con motivo del Año Nuevo. "Tengo la esperanzas de que estudiemos los problemas y que nos dediquemos a combatirlos junto con ustedes, a la vez que recibimos sus críticas específicas".

Los votantes le dieron a Hatoyama en agosto un amplio respaldo electoral a favor del cambio, pero parecen comenzar a impacientarse al ver que su gobierno no cumple.

Una encuesta nacional realizada esta semana por el diario financiero Nikkei mostraba que el respaldo popular por el primer ministro había bajado al 50%, a la vez que el porcentaje de desaprobación subió de los 18 puntos de noviembre al 42%.

Los encuestados se refirieron a la falta de liderazgo del gabinete de gobierno, y también respondieron a un reciente escándalo por recaudación de fondos.

La economía de Japón emergió de la recesión a comienzos de año, pero su futuro es sombrío por el descenso de los salarios y los precios. El mercado laboral continúa debilitado, y el aumento del yen amenaza con reducir las ganancias empresariales.

Hatoyama presentó la semana pasada un presupuesto de un billón de dólares, una suma récord, para el próximo año fiscal, con la esperanza de impulsar el gasto de los consumidores con amplios programas de beneficios sociales públicos. Pero las luchas intestinas han complicado las negociaciones presupuestarias, y el descenso de los ingresos han obligado a Hatoyama a no cumplir con algunas de sus promesas como, la abolición del impuesto a la gasolina.

.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?