| 7/6/2009 12:00:00 AM

Previo a G-8, Lula pide ayuda de países ricos a naciones pobres

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el lunes que ve pocas acciones de los países ricos para ayudar a las naciones pobres a enfrentar los efectos de la crisis económica mundial.

BRASILIA- Lula se encuentra en Europa para participar esta semana en las reuniones de los líderes de los principales países desarrollados en el encuentro del Grupo G-8 en L'Aquila, Italia.

"Estoy viendo poco por parte de los países ricos en la ayuda que deberían dar. Necesitamos reclamar las cosas que decidimos que el FMI (Fondo Monetario Internacional) iba a hacer y lo que el Banco Mundial iba a hacer, y creo que esa reunión es extremadamente importante", dijo Lula en su programa semanal de radio "Desayuno con el Presidente".

También reafirmó que las discusiones sobre la coyuntura económica mundial deberían realizarse en el seno del G-20, grupo que reúne a más países en desarrollo. La próxima reunión del G-20 será en septiembre.

Para Lula, los países desarrollados deben considerar la opinión del grupo denominado Bric -Brasil, Rusia, India y China- en el momento de toma de decisiones.

"El gran foro de discusión de cuestiones económicas debería ser el G-20", destacó el presidente de Brasil.

"La verdad es que la situación está tan complicada que hoy es muy difícil que los países ricos adopten una postura que no tome en cuenta a los llamados Bric, los denominados países emergentes, entre los cuales se cuenta Brasil", agregó.

Según el mandatario brasileño, "mientras que ellos (los países ricos) están persiguiendo a los inmigrantes", su Gobierno da una "demostración del tratamiento especial que Brasil quiere dar a nuestros hermanos que vinieron de otros países para probar suerte en Brasil". 

 

 


 (Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?