| 10/1/2006 12:00:00 AM

Presupuesto chileno en medio de presiones sociales

La presidenta Michelle Bachelet envió al congreso el presupuesto para el 2007 con énfasis social, área que le ha provocado los mayores dolores de cabeza con protestas estudiantiles y paros laborales.

Santiago de Chile

Los empleados de las 345 municipalidades chilenas paralizarán el lunes por 24 horas, y para el jueves está anunciada una huelga de los trabajadores fiscales. Los más de 100.000 maestros, que ya hicieron una jornada "de advertencia", están listos para reanudar sus presiones.

El superávit previsto para el 2006 por alrededor de 10.000 millones de dólares --provenientes de los históricos precios del cobre-- alimentó las expectativas de los trabajadores y también de los políticos, interesados en que el 2007 se usen los excedentes.

Pero Bachelet y su ministro de Hacienda, Andrés Velasco, mantuvieron su idea de ahorrar la mayor parte del excedente fiscal, depositarlo en bancos locales y extranjeros, y ocupar los intereses.

También mantendrán la política de superávit estructural legada por el presidente Ricardo Lagos, que considera mantener un excedente de un 1% del producto interno bruto (PIB). Se trata de ahorrar en época de ganancias para tener en períodos de "vacas flacas".

La gran cautela del gobierno en el aumento del gasto público le ha significado fuertes críticas de la oposición e incluso de los políticos oficialistas, especialmente de la Democracia Cristiana. Velasco logró que no superara el 10%, y estaría entre el 9 y 9,3%.

El proyecto presupuestario, que ingresó cerca de la medianoche del sábado a la Cámara de Diputados, será expuesto el martes por Velasco al congreso y por la noche a la opinión pública, en una cadena de radio y televisión.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, el oficialista Pablo Lorenzini, dijo que aunque la expansión del presupuesto no llegó a los dos dígitos, como pedían la oposición y parte del oficialismo, sí lo hará en las partidas de los ministerios sociales, como educación, salud y vivienda.

"Efectivamente hubo un mayor gasto, quizás no tanto como los chilenos hubiésemos esperado", dijo Lorenzini.

El diario El Mercurio, en su edición dominical, adelantó que el ejecutivo proyecta un crecimiento del 5,7% para el 2007 y pronostica un superávit fiscal efectivo del 4,4% del PIB. Los cálculos se hicieron con un precio de la libra de cobre de 1 dólar 21 centavos.

El gasto presupuestario alcanzará los casi 35.000 millones de dólares. Otros 833 millones de dólares van a las fuerzas armadas, según una Ley Reservada del Cobre que el oficialismo no ha podido derogar.

Para educación el gasto aumentará en un 10,6%, equivalente a 5.162 millones de dólares; en salud, un 13%, unos 2.122 millones de dólares, y en vivienda un 18,2%, según el matutino.

La mayor parte de los dineros comprometidos, un 79% proviene de los impuestos.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?