| 8/7/2007 12:00:00 AM

Presidentes venezolano y argentino firmaron diversos convenios

El convenio de seguridad contempla la participación de la nueva empresa estatal argentina ENARSA en la explotación de los ricos yacimientos petrolíferos venezolanos de la faja del Orinoco, ratificando acuerdos ya convenidos en una anterior reunión en la isla Margarita.

Buenos Aires.- Los presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner firmaron el lunes un "convenio de seguridad energética" y un acuerdo para montar en la Argentina una planta de regasificación, que permitirá importar desde Venezuela gas licuado, para atender las crecientes necesidades de combustibles de la economía de este país.

La instalación de la planta de regasificación, que será montada con ayuda de técnicos venezolanos, demandará dos años, aunque Chávez dijo confiar en que se reduzca ese plazo.

El mandatario anunció, asimismo, que se instalará en Buenos Aires una oficina de la empresa Bariven, filial de PDVSA, la petrolífera estatal venezolana, que se ocupa de licitaciones y compra de servicios.

Contrariamente a lo esperado, no hubo ningún anuncio público referente a la compra de bonos argentinos, aunque Chávez dijo a su llegada a la prensa que su gobierno está dispuesto a seguirlos adquiriendo, "porque dan un excelente rendimiento". Añadió que Venezuela ha adquirido, hasta ahora, bonos argentinos por valor de 4.572 millones de dólares.

Durante una ceremonia en la Casa de Gobierno, Chávez y Kirchner intercambiaron expresiones de amistad y de unidad de propósitos políticos y económicos de sus gobiernos.

Chávez, dirigiéndose a la senadora Cristina Fernández, esposa de Kirchner y candidata presidencial oficialista en los comicios del 28 de octubre, se comprometió a brindarle el mismo apoyo y colaboración que ha dispensado a su cónyuge. Todas las encuestas la señalan como probable ganadora de las elecciones presidenciales del 28 de octubre.

"Hasta las piedras dicen que Cristina Kirchner será la próxima presidenta argentina, Dios mediante", dijo Chávez, repitiendo el pronóstico que había hecho a su llegada al aeroparque de la ciudad de Buenos Aires.

Kirchner, a su vez, expresó "el eterno agradecimiento del gobierno y del pueblo argentinos por el apoyo que siempre nos prestó Venezuela, una ayuda que recibimos sin siquiera necesidad de solicitarla".

Chávez agradeció el envío a su país de "vaquillonas argentinas preñadas", que producen más de 20 litros de leche diarios, y la asistencia de técnicos agrícolas argentinos, que ayudan en el desarrollo del campo venezolano.

"Ustedes nos envían vacas, que recibimos con honores, y una valiosa técnica agrícola. Nosotros les enviamos petróleo y energía", dijo Chávez.

Fue la primera actividad oficial de Chávez, que tiene previsto partir hacia Uruguay el martes por la tarde. Previamente, hará una visita a las dependencias del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y es posible que se reúna con organismos defensores de los derechos humanos, cuyos representantes estaban presentes en la Casa de Gobierno y aplaudieron a rabiar al mandatario venezolano.

Al llegar al Aeroparque metropolitano, en una fría tarde del invierno austral, Chávez declaró a la prensa que no tiene información sobre gestiones que se le atribuyen, para obtener la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, desde hace varios años rehén de los guerrilleros de las FARC.

"De lo de Ingrid no sé absolutamente nada. Ojalá que no solamente ella, sino todos los secuestrados sean liberados y que se terminen en Colombia las guerrillas y los paramilitares", afirmó.

Chávez atribuyó también a "interferencias del imperialismo" las demoras que se registran en algunos países del Mercosur, para aceptar a Venezuela como miembro pleno, y en complicaciones surgidas para concretar el ambicioso gasoducto que unirá su país con la Argentina, pasando por Brasil. Admitió que ese proyecto está ahora "congelado".

El mandatario venezolano le dijo a un periodista que "estás mal informado", cuando éste le preguntó por el supuesto rechazo de su gobierno a aceptar una misión de la OEA, con relación a la cancelación de la licencia del canal de televisión RCTV. "La OEA nunca aprobó el envío de semejante misión", afirmó.

Chávez dijo también que durante su visita tratará con Kirchner el tema del ingreso de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, que ha sufrido dilaciones por la falta de aprobación de los Congresos de Brasil y Paraguay. "Siempre que puede, el imperialismo que tiene muchos aliados, pone obstáculos", afirmó.

"Si Bolivia y la Argentina lo consideran necesarios, nos incorporaremos al proyecto del Gasoducto del Nordeste", agregó, al confirmar que el viernes se reunirá en Tarija, Bolivia, con los presidentes Kirchner y Evo Morales.

"Lo que se ha congelado, es el gasoducto desde Venezuela al sur", agregó. "Y cuando lo digo, apunto directamente a Washington".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?