| 3/6/2008 12:00:00 AM

Presidentes Argentina y Venezuela examinarán tensión continental

Caracas.- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, realizaba el jueves una visita a Venezuela, mientras la diplomacia continental avanza en la búsqueda de una salida negociada a las tensiones entre Quito, Bogotá y Caracas.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, se reunió horas antes con el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó la incursión militar de Colombia en Ecuador que culminó con la muerte del segundo hombre al mando de las FARC.

Fernández, quien también se reunió con Correa en la noche del miércoles, firmará un conjunto de acuerdos de cooperación con el mandatario venezolano, siguiendo la misma línea de afinidad política y económica que mantuvo durante su presidencia su esposo, Néstor Kirchner, con Venezuela.

Sobre el encuentro entre Fernández y Correa no ha habido declaraciones oficiales.

Antes de viajar a Caracas, Fernández instó a los gobiernos de los tres países andinos a bajar la tensión y aunque el único objetivo inicial de su encuentro con Chávez era reforzar acuerdos de cooperación bilaterales, la presidenta ha expresado su interés en ayudar a buscar una solución al conflicto.

La cancillería venezolana informó que Fernández se reunirá con la madre de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y con la senadora Piedad Córdoba, que hasta noviembre fue negociadora junto con Chávez para la búsqueda de un acuerdo de canje humanitario en Colombia.

La muerte del segundo hombre en importancia del grupo guerrillero, Raúl Reyes, junto a otras 22 personas que Colombia calificó de rebeldes, podría afectar las negociaciones para la liberación de rehenes, según advirtieron las FARC.

Pero gobiernos como el de Francia han pedido a las FARC que agilicen un acuerdo.

Venezuela, en rechazo a la incursión colombiana a Ecuador, reforzó la presencia de sus tropas en la frontera con Colombia, apoyadas por elementos de tierra aire y mar, con el fin de defender su soberanía luego que Chávez advirtió que la actuación de Bogotá amenazaba con desatar un conflicto bélico en la región.

El Gobierno colombiano aseguró que no había amenazas de guerra en el continente en contradicción con los augurios de Caracas.

"No creo que haya un riesgo de guerra. El Gobierno colombiano ha sido muy claro en que no usará la fuerza," dijo el jueves el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos.
"(Colombia) No caerá en el juego de la provocación," agregó a Reuters en una entrevista durante su visita a Bruselas para mantener conversaciones con líderes de la Unión Europea.

El viernes, durante la XX Cumbre del Grupo de Río, en Santo Domingo, podrían encontrarse los presidentes de Colombia, Ecuador y Venezuela, por primera vez desde el ataque de Bogotá a un campamento guerrillero de las FARC en Ecuador.

 
 
Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?