| 2/16/2009 12:00:00 AM

Presidente Uribe se reunió con empresarios de Brasil para promover la inversión en Colombia

Sao Paulo, Brasil, 16 feb.  Durante un desayuno de trabajo con representantes de 14 empresas brasileñas, celebrado a primera hora de este lunes en el Hotel ‘Gran Hyatt’ de Sao Paulo, el Presidente Álvaro Uribe Vélez les explicó las garantías laborales y tributarias que ofrece el país para la inversión extranjera directa.

El Mandatario habló a los empresarios de confianza inversionista, situación de Colombia frente a la crisis mundial, zonas francas y pactos de estabilidad jurídica. “Colombia es un país atractivo para invertir”, les dijo Uribe Vélez, al iniciar una visita de Estado a Brasil.

Recordó además que “Colombia ha sido un país históricamente respetuoso de la inversión”, al tiempo que los invitó a invertir en Colombia, por ejemplo, en proyectos de infraestructura, donde Colombia tiene inmensos desafíos.

Una parte del discurso del Presidente Uribe se centró en las ventajas y los retos de Colombia frente a la crisis financiera internacional. También explicó en que consiste la política anticíclica de su Gobierno para hacer frente a los desafíos actuales de la economía mundial.

El Presidente de Colombia se reunió con representantes de las empresas Votorantim Industrial, Embraer, Grupo Synergy, GE Latin America, Marcopolo, Suzano Holding, Grupo Amaggi, Organización Odebrecht, GP Investimentos, Advent International, Contax, CpmBraxis y Sao Paulo Alpargatas.

Uno de los énfasis del encuentro fue la inversión de Votorantim en Paz del Río. La empresa brasileña ha reiterado que este año seguirá en las inversiones ambientales y de productividad. Y que en 2010 continuará con las inversiones en expansión.

 

 

(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?