| 10/7/2009 12:00:00 AM

Presidente Uribe pide a los colombianos ahorrar agua y energía

Frente a la temporada de disminución de lluvias que se registra el país, el Presidente Álvaro Uribe Vélez pidió este miércoles a los colombianos ahorrar agua y energía. Señaló que se van a hacer esfuerzos para que no haya racionamiento.

Zipaquirá, -  El Mandatario indicó que el Gobierno Nacional “debe racionalizar muy bien cómo se va a producir energía”, para no vaciar los embalses. En tanto que los alcaldes deben hacer seguimiento a los acueductos e implementar rápidamente los planes de emergencia.

La siguiente es la declaración del Mandatario, ofrecida luego de inaugurar un hogar múltiple del Icbf en Zipaquirá:

Presidente de la República, Álvaro uribe Vélez: “Tenemos una muy preocupante disminución de lluvias, y parece que se vaya a prolongar. Nos toca en el Gobierno racionalizar muy bien cómo se va a producir energía.


“Por favor, que cada uno de ustedes le diga al vecino, a la esposa, al esposo, a la novia, al novio, al compañero de trabajo, al compañero de estudio, al compañero de deporte: disminuyamos el consumo de agua, disminuyamos el consumo de energía, para que podamos superar esta época de sequía que nos preocupa mucho.

“Vamos a hacer esfuerzos para que no haya racionamiento. Un esfuerzo del Gobierno: organizar muy bien cómo se genera energía, para no vaciar los embalses. Un esfuerzo de los alcaldes: manejar rápidamente la implementación de los planes de emergencia en acueducto.

 

Un esfuerzo de todos los ciudadanos: ahorrar consumo de agua, ahorrar consumo de energía. Cada ciudadano va a ser un pedagogo que le va a estar repitiendo al vecino, a la novia, al novio, al papá, a la mamá, al hermanito, al compañero de trabajo, al compañero de estudio, al compañero de deporte, les va a estar repitiendo: ahorremos energía, ahorremos agua”.

(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?