| 3/25/2009 12:00:00 AM

Presidente de UE fustiga planes de recuperación de EE.UU.

ESTRASBURGO, Francia  — El político checo que encabeza la presidencia rotativa de la Unión Europea, Mirek Topolanek, afirmó el miércoles que los planes de rescate económico de Estados Unidos son "un camino al infierno".

Topolanek, el cuestionado primer ministro de la República Checa, afirmó que el plan de estímulo económico y el paquete de rescate financiero que aplica el gobierno del presidente Barack Obama "socavarán la estabilidad del mercado financiero global".

Un día después de ofrecer su renuncia tras recibir un voto de censura del parlamento, Topolanek colocó a la presidencia de la UE ante un potencial conflicto con Washington sobre las alternativas económicas para resolver la crisis económica mundial. Numerosos países del bloque europeo prefieren la instrumentación de medidas regulatorias en lugar de más gastos sociales.

Topolanek hizo las declaraciones en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, después de que el primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, invocara una mayor cooperación en ambos lados del Atlántico y elogiara a Obama por su disposición de colaborar.

Las declaraciones de Topolanek fueron la crítica más dura y directa de un líder europeo. Las 27 naciones del bloque estaban ya en desacuerdo con los reproches de Washington de que el bloque no gasta lo suficiente a fin de estimular la demanda.

Además, son un indicio del ambiente con que comenzará la reunión de alto nivel de la próxima semana en Londres entre los líderes del Grupo de los 20 países más industrializados.

Estados Unidos piensa aumentar de forma desconocida hasta ahora en su historia el déficit presupuestario para apuntalar la economía y poner en marcha los planes sociales de Obama, unos US$787.000 millones , además de los fondos del erario ya utilizados para rescatar la industria automovilística, la mayor aseguradora del país AIG, y la banca, especialmente Citigroup.

La Casa Blanca reconoció que sus planes de gastos duplicarán en cinco años la deuda presente de Estados Unidos y la triplicarán en 10.

Estados Unidos intentará sacar su economía de la recesión mediante un plan de estímulo de US$787.000 millones que incluye recortes impositivos, beneficios de salud y gasto adicional en energía e infraestructura.

Para alentar los préstamos bancarios, el gobierno inyectará 1 billón (correcto) de dólares en el sistema financiero mediante la compra de bonos del Tesoro y paquetes de acciones respaldados por garantía real hipotecaria, y así eliminar "bienes tóxicos" de los balances bancarios.

Topolanek dijo sin miramientos que Estados Unidos "no emprendió el camino acertado".

Criticó especialmente el creciente déficit presupuestario estadounidense y las medidas proteccionistas que ha fomentado la recesión económica — como la cláusula "compre productos estadounidenses" — e insistió que "todas estas medidas, estas combinaciones y su permanencia, son el sendero más directo al infierno".

"Necesitamos leer los textos de la historia y aprender las lecciones de la historia y comprender que el mayor éxito de la UE ha sido negarse a emprender esa senda", insistió el líder checo.

"Los estadounidenses necesitarán liquidez para financiar todas sus medidas y sufragarán esos gastos con la venta de sus bonos, aunque ello minará la estabilidad del mercado financiero global", sostuvo Topolanek.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?