| 12/11/2010 7:00:00 PM

Presidente Santos dona un mes de su salario para los damnificados por el invierno

Durante la entrega de viviendas del Macroproyecto Ciudad del Bicentenario, este sábado en Cartagena, el Mandatario también propuso a los funcionarios públicos solidarizarse con los afectados por el invierno, y donar para ellos un día de su salario.

Cartagena - El Presidente Juan Manuel Santos anunció este sábado que donará un mes de su salario, para ayudar a los damnificados por el invierno en Colombia.

“El Presidente tiene que dar ejemplo, entonces el Presidente no va a donar un día sino todo un mes de salario para los damnificados”, afirmó el Jefe de Estado durante la entrega de 139 viviendas del Macroproyecto Ciudad del Bicentenario, este sábado en Cartagena.

Así mismo, el Presidente Santos les pidió a los empleados de la rama judicial y del Legislativo unirse a la causa aportando un día de salario.

“Voy a proponerles a los funcionarios del Gobierno que donemos todos un día de salario para los damnificados. Voy a proponerle al Congreso –me dijo el Presidente del Congreso que iba a hacer lo mismo- entonces ya el Congreso muchas gracias señores congresistas. Y voy a proponerle al sector judicial que hagan lo mismo”, explicó el Mandatario.

Además, destacó los primeros resultados de la campaña Brigada Digital, presentada el viernes por la señora María Clemencia de Santos, y agradeció a los colombianos que a través de un operador de telefonía celular, han realizado sus aportes a esta causa humanitaria.

“De ayer -a las 5:00 de la tarde- a hoy, ya llevamos más de 100 millones de pesos en una sola cuenta de uno de los operadores”, resaltó el Presidente Santos, al tiempo que reiteró el llamado a los colombianos a continuar ayudando.

“Voy a proponerles a los más pudientes ¡Ayudemos!”, concluyó el Jefe de Estado.

(SP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?