| 12/20/2006 12:00:00 AM

Presidente Oscar Arias donará su salario

El anuncio lo hizo Arias el martes en la noche durante una fiesta navideña donde compartió con unos 3.000 niños de escasos recursos que viven en la zona oeste de la capital, detalló en un comunicado la oficina de prensa del mandatario.

San José.- El presidente Oscar Arias renunciará a la totalidad de su salario como mandatario a partir de enero con el fin de donar el monto a personas necesitadas.

"La verdad es que yo no voy a vivir ni mejor ni peor con mi salario... a partir de enero voy a distribuir la totalidad. Voy a dárselo a algunos asilos de ancianos y lo otro lo voy a repartir de forma discrecional a asociaciones de desarrollo y asociaciones que tienen que ver con niños, con enfermos, con personas con discapacidad", dijo Arias.

Explicó que la decisión nació de su manera de pensar, de sus valores, de lo que sus padres le enseñaron, "de lo que dice el evangelio de que en la vida es más importante dar que recibir y de aquella expresión tan sabia de que nadie tiene derecho a lo superfluo mientras haya gente que carezca de lo necesario".

El boletín destacó que el gobernante había renunciado desde mayo, cuando asumió el poder, al beneficio salarial conocido como dedicación exclusiva y lo ha estado donando a la Fundación Pro Unidad de Cuidados Paliativos, al Hospicio de Huérfanos y otros grupos.

Actualmente el salario mensual del gobernante costarricense es de unos 4,4 millones de colones (cerca de 8.500 dólares).

En el evento el Presidente además entregó 15 bonos de vivienda y otros beneficios a familias de la zona así como algunas sillas de ruedas a personas con discapacidad.

Arias, premio Nobel de la Paz 1987, ejerce la presidencia por segunda vez tras un primer mandato entre 1986 y 1990.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?