| 2/25/2011 8:00:00 AM

Presidente de Hyundai deberá indemnizar a su empresa

Un tribunal surcoreano condenó hoy al presidente de Hyundai Motor, Chung Mong-koo, a indemnizar con 82.600 millones de wones (53 millones de euros) a su propia empresa por perjudicarla con sus prácticas ilícitas.

Seúl - La demanda había sido interpuesta por 14 accionistas minoritarios y la ONG Solidaridad para la Reforma Económica contra el presidente de Hyundai y Kim Dong-jin, vicepresidente de Hyundai Mobis, filial que fabrica componentes de automoción.

Los denunciantes pedían que los dos ejecutivos se hicieran cargo de los 1,9 billones de wones (1.220 millones de euros) de pérdidas y multas impuestas al primer fabricante de automóviles surcoreano por prácticas contra la libre competencia.

La sentencia conocida hoy indica que Chung y Kim incumplieron sus obligaciones como altos ejecutivos y reparte la responsabilidad del pago de la multa en un 90% para el presidente de Hyundai Motor y el restante 10% a cargo del directivo de Mobis.

En 2008, las autoridades surcoreanas de la competencia obligaron a Hyundai Motor a pagar 50.700 millones de wones (32 millones de euros) de multa por utilizar solo como proveedor logístico a su filial Glovis, lo que reportaba beneficios a Chung y a su único hijo, Chung Eui-sun, propietarios del 100% de las acciones de esa empresa.

No obstante, los demandantes no consiguieron que la familia Chung devuelva los beneficios obtenidos por esta práctica a Hyundai Motor, cuyos accionistas no se vieron beneficiados por las ganancias generadas.

En agosto de 2008, el presidente de Hyundai obtuvo el perdón presidencial del delito de fraude por su reputación y relevancia como empresario y fue obligado solo a realizar trabajos comunitarios como contrapartida.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?