| 3/4/2011 11:40:00 AM

Presidente de Goldman Sachs accede a testificar en caso Galleon

El presidente y consejero delegado de la entidad financiera Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, accedió a testificar en el juicio contra el fundador de la gestora Galleon, Raj Rajaratnam, acusado de fraude por uso de información privilegiada, informó hoy el diario The New York Times.

Nuevo York -  Según fuentes cercanas al caso citadas por ese rotativo, la Fiscalía federal podrá llamar como testigo a Blankfein cuando comience el juicio el próximo martes en el Tribunal Federal del Distrito de Manhattan.

El máximo responsable de Goldman Sachs tendría que testificar sobre sus conversaciones con Rajat Gupta, el exempleado de esa entidad financiera y antiguo miembro del Consejo de Administración de Procter & Gamble acusado de haber facilitado información privilegiada de esas empresas a Rajaratnam.

Según la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), Gupta informó ilegalmente a Rajaratnam sobre las ganancias trimestrales de Goldman Sachs y de Procter & Gamble, así como de una inversión inminente de US$5.000 millones que iba a realizar la firma Berkshire Hathaway, del financiero Warren Buffett, en Goldman.

Las operaciones financieras realizadas por parte de Rajaratnam y otros asociados con esos datos generaron más de US$18 millones en concepto de ganancias ilícitas y pérdidas evitadas, según esa entidad reguladora.

Gupta, acusado el pasado 1 de marzo, dimitió voluntariamente ese mismo día como miembro del Consejo de Administración de Procter & Gamble "para evitar distracciones en el seno de ese órgano".

El rotativo, que explica que no hay garantía de que el máximo responsable de Goldman vaya a ser llamado a juicio finalmente, dice que otros directivos de ese banco y de Procter & Gamble también podrían ser llamados como testigos en este proceso judicial, el más importante por este tipo de delitos realizado en la historia de Estados Unidos.

La pieza central del proceso es Raj Rajaratnam, acusado de emplear una red nacional de operadores, agentes financieros y ejecutivos de empresas, para obtener información privilegiada sobre empresas como Intel y Advanced Micro Devices, con la que supuestamente obtuvo unas ganancias de alrededor de US$45 millones.

El caso sobre esa estafa, la mayor jamás perpetrada por un fondo de inversión descubierta en Wall Street, es uno de los más prominentes iniciados por el Gobierno del presidente Barack Obama contra operadores en los mercados financieros que aprovecharon para beneficio propio la información confidencial que obtenían de otras empresas.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?