| 9/3/2007 12:00:00 AM

Presidente Correa pierde credibilidad

La firma encuestadora Cedatos-Gallup dijo en un informe de prensa que la aprobación al mandatario, que era del 73% cuando asumió el mando el 15 de enero, bajó a un 56% a fines de agosto.

Quito.- La aprobación a la gestión del presidente Rafael Correa bajó 17 puntos en poco más de siete meses de gestión y su credibilidad registra "una constante tendencia a la baja", según una encuesta divulgada el lunes.

Acerca de la credibilidad en la palabra del presidente, el informe señala que se ha registrado "una constante tendencia a la baja" desde enero cuando alcanzó un 68%, hasta llegar a 51% a finales de agosto.

Adicionalmente, un 51% de los encuestados opinó que el país va por "el camino incorrecto".

Sobre el vicepresidente Lenin Moreno, un 63% aprobó su gestión, mientras que un 28% la desaprobó, precisó el documento de Cedatos-Gallup.

Estos resultados provienen de una encuesta tomada en 8 ciudades de 6 provincias, con representación nacional urbana, con base a entrevistas a 1.843 ciudadanos, entre el 24 y 30 de agosto de 2007. El nivel de confianza de la consulta es del 95%, con un margen de error del 5%.

Correa, un economista que se define como un cristiano de izquierda, fue elegido para un mandato de cuatro años.

El gobernante, que dice combatir la "partidocracia", ha sostenido una permanente confrontación verbal con una serie de sectores como los banqueros, a quienes acusa de "cobrar intereses demasiado altos"; con los industriales, a los que ha negado una cita, y con los periodistas, a quienes ha llamado "bestias salvajes" y "mafias".

Los empresarios y opositores políticos lo han acusado de mantener una política de conflicto antes que de concertación.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?