| 4/7/2009 12:00:00 AM

Presidente Correa critica a G-20 y FMI

(QUITO) El presidente Rafael Correa culpó el martes al Grupo de los 20, G-20 y al Fondo Monetario Internacional (FMI) del "desastre" de la crisis mundial y dudó de la supuesta "sensibilidad" de esos organismos con los países menos desarrollados.

Por ello convocó a América Latina a "rebelarse" contra sus planteamientos y crear su propia arquitectura financiera regional y "depender de nuestras propias fuerzas".

"Si alguien insiste una y otra vez sobre lo mismo cuando ve que eso fracasa, ya es un tonto. ¿De qué orden mundial estamos hablando? Del grupo de los mismos que nos llevaron a este desastre", afirmó Correa en referencia a la última reunión del G-20 en Londres donde se analizaron medidas para enfrentar la crisis mundial.

En la cita, los líderes de los países más industrializados y las principales economías emergentes prometieron la semana pasada más de un billón de dólares en préstamos de emergencia a través del FMI para evitar que se agrave la crisis.

"Ahora nos dan la receta para salir (de la crisis) con lo mismo porque están utilizando al Fondo Monetario Internacional supuestamente para que administre todo el dinero cuando el Fondo Monetario Internacional debía ser extinguido como uno de los grandes culpables y causantes de la crisis", aseguró el mandatario ecuatoriano a radio Sucre.

Correa manifestó que la actual crisis "es la gran oportunidad" para mirar en otra dirección.

"Ya, rebelémonos, vamos, tengamos pensamiento revolucionario. No hagamos una y otra vez lo mismo de siempre. ¡Cuántas veces hemos escuchado esto: 'que se están sensibilizando, qué es el nuevo orden mundial'!", declaró.

Hay que "depender de nuestras propias fuerzas, no de lo que diga el Grupo (de los) 20, el Fondo Monetario y todas esas cosas", agregó.

El presidente consideró que hoy en día "es la gran oportunidad de América Latina, estamos luchando" por crear una arquitectura financiera regional propia y reducir la dependencia de los países más desarrollados y los organismos multilaterales de crédito.

Correa se refiere al Banco del Sur, una iniciativa de Venezuela, que es apoyada por Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Paraguay, para financiar a los países de Sudamérica. Se espera que el proyecto se concrete este año.

Correa, que se autodefine como un cristiano de izquierda, llegó al poder en enero del 2007 y es el favorito para ganar las elecciones presidenciales anticipadas del 26 de abril.

El gobernante busca la reelección para afianzar la "revolución ciudadana" y el "socialismo del siglo XXI" del que también es partidario el mandatario venezolano Hugo Chávez.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?