| 12/31/2006 12:00:00 AM

Presidente chino promete mayor igualdad social en el nuevo año

El año pasado, el discurso de Hu incluyó una amonestación contra aquellos que buscan la independencia formal de Taiwan.

Beijin- El presidente Hu Jintao prometió el domingo distribuir la prosperidad económica nacional más equitativamente en el 2007, en un discurso de Año Nuevo que a diferencia del año anterior, no incluyó retórica belicista contra Taiwán.

El gran crecimiento económico de China en las últimas décadas ha sacado a cientos de millones de personas de la pobreza, pero una nueva brecha entre ricos y pobres ha dejado al descubierto grietas que Hu y su gobierno han reconocido como amenazas para la estabilidad social.

"Este año es importante para la construcción de una sociedad socialista armoniosa", dijo Hu en un discurso televisado a nivel nacional.

"Sociedad armoniosa" es el eufemismo oficial para los esfuerzos por propagar la recién hallada prosperidad de manera más equitativa, mientras que los líderes del país enfrentan crecientes protestas en las sobrepobladas provincias debido a falta de empleos, corrupción y una porosa red de seguridad social.

"El gobierno realizará mayores esfuerzos para resolver los problemas sociales que afectan las vidas de las personas, y también ahorrará recursos y protegerá el medio ambiente", expresó Hu, de pie detrás de un podio flanqueado por la bandera nacional.

Dijo que había necesidad de promover una reestructuración para lograr un crecimiento rápido y aun así sustentable.

Hay temores sobre el vertiginoso crecimiento de China, pues se le considera excesivamente dependiente de la inversión y las exportaciones. Líderes chinos también temen que una crecida en el sector crediticio y en el gasto de consumidores desataría la inflación o dejaría a las compañías y a las empresas de préstamos con niveles de deuda peligrosamente altos.
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?