| 1/28/2009 12:00:00 AM

Preocupación por problemas de naciones pobres resuena en Davos

Davos, Suiza.- Los países al margen del sistema financiero mundial tienen una deuda que supera el billón de dólares y en muchos se agota la inversión al igual que la fe en las reformas económicas, dijeron el miércoles autoridades y líderes financieros en el Foro Económico Mundial.

El financista multimillonario George Soros alertó sobre los riesgos de los sistemas bancarios en lo que llamó mercados de la "periferia" como Brasil, Europa Oriental e Islandia, donde los bancos no pueden solventar la entrega de garantías de crédito como en Estados Unidos o Gran Bretaña.

"Los países de la periferia deben más de un billón de dólares", dijo Soros a los periodistas periodistas en el foro de Davos. "Se están gestando graves problemas en los países de la periferia".

La crisis está ya arrasando con la inversión en las naciones pobres.

Unos 48 proyectos de minería en la República del Congo están "en diversas fases de abandono", señaló a manera de ejemplo el ministro de Finanzas de Sudáfrica, Trevor Manuel.

El empresario turco Ferit F. Sahenk citó estudios para exponer que la inversión privada que está llegando a los mercados emergentes tendrá una caída significativa este año.

"No solamente es el desempleo. No solamente es la pobreza. Si esta crisis se prolonga, llevará a todo el mundo a una crisis social que debemos mantener presente", dijo.

El ministro de Comercio de Egipto, Rachid Mohammed Rachid, señaló que la crisis financiera ha creado "un sentimiento de frustración" entre las economías emergentes que aplicaron reformas económicas promovidas por asesores de países ricos.

"Llevamos años tratando de integrarnos, y de pronto comprendemos que estar integrados significa sufrir inmediatamente cuando caen los mercados en Estados Unidos", dijo a la AP.

Después de un lapso de varios años con empleo y crecimiento en Egipto, Rachid advirtió que habrá despidos este año, sobre todo en los sectores de la exportación y el turismo. "Los trabajadores en el Golfo (Pérsico) y en otros lados son regresados a sus países, así que las remesas bajarán".

La directora administrativa del Banco Mundial, Ngozi Okonjo-Iweala, expuso que las discusiones en Davos estaban demasiado concentradas en los países ricos.

"La crisis no se trata sólo de finanzas", dijo. "Se trata de gente y en muchos de esos países en desarrollo hay millones y millones de personas que llevan la peor parte".

Instó a los participantes del foro a sopesar la sugerencia de la presidencia del Banco Mundial para que el 0,7% de los paquetes de estímulo económico analizados en las naciones industrializadas sea destinado para ayudar a los países en desarrollo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?