| 7/25/2006 12:00:00 AM

Preocupa dependencia de EEUU de petróleo venezolano

El gobierno de George W. Bush no se ha preparado adecuadamente para enfrentar un posible corte de ventas de petróleo venezolano que podría generar un aumento de los precios petroleros y afectar la economía de Estados Unidos, señaló el senador republicano, Richard Lugar.

El político advirtió, en una misiva que envió a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que obtuvo este lunes Associated Press, que Venezuela como "suplidor directo y con capacidad de refinación en Estados Unidos" tiene "demasiado impacto en la seguridad estadounidense y en nuestra economía".
 
A pesar de las inestables relaciones políticas entre los dos países, Estados Unidos ha mantenido el comercio petrolero con Venezuela, que es el quinto exportador de crudos del mundo. Estados Unidos compra 1,5 millones de barriles de crudo venezolano por día y otros productos derivados, que representan 11% de las importaciones estadounidenses.
 
Entretanto, la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) es dueña o comparte la propiedad de nueve refinerías estadounidenses. Las últimas cifras de la Administración para la Información Energética (EIA), del Departamento de Energía, señaló que las exportaciones petroleras venezolanas durante los primeros cuatro meses del año bajaron en unos 100.000 barriles por día, en comparación con el mismo período del 2005.
 
Lugar encargó este año un estudio al Congreso que encontró que Estados Unidos es vulnerable a un potencial corte de suministros petroleros de Venezuela. El informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental calculó que en un período de unos seis meses podría darse una caída de 11 dólares por barril y un impacto en la economía estadounidense de 23.000 millones de dólares.
 
El congresista refiere que el reporte pone de relieve "la inadecuada preparación del gobierno de los Estados Unidos para encarar la interrupción de los suministros de Venezuela". De igual forma sostiene que la respuesta de la administración de Bush de bajar las reservas petroleras estratégicas mientras está tratando de convencer a otros productores de estimular la producción, fue inviable en medio del ajuste de los suministros mundiales.
 
"(El presidente Hugo) Chávez ha hecho claras amenazas de interrumpir las exportaciones petroleras hacia Estados Unidos, y creo que la administración (de Bush) debería crear específicos planes de contingencia", planteó Lugar en una misiva que envió el pasado jueves a Rice. "Esto podría ser una negligencia basar en reacciones ad hoc situaciones que son predecibles", agrega el escrito.
 
Chávez ha señalado que podría detener los suministros de crudo al mercado estadounidense si el gobierno de Estados Unidos trata de derrocarlo o invadir el país. Lugar sostiene que este fue "un real riesgo que tuvo la actuación de Venezuela, en concertación con otros países, de perturbar el precio del petróleo, y el resultado de estas políticas venezolanas podría afectar los mercados financieros y las políticas de producción en la región".
 
Analistas han señalado que es improbable que Chávez pueda llevar adelante su repetida amenaza de cortar las exportaciones petroleras a Estados Unidos y buscar otros clientes como China porque le traería costos políticos y económicos muy severos para Venezuela.
 
El embajador venezolano en Washington, Bernardo Álvarez, también ha descartado "una acción unilateral del gobierno venezolano de estar resuelto a cortar las exportaciones petroleras", y ha señalado que es "absurdo" decir que "Estados Unidos es el mercado natural de Venezuela".
 
Ahora la duda está en las condiciones que tiene Venezuela para mantener la producción petrolera ante la retórica nacionalista de Chávez que ha enturbiado el clima para las inversiones privadas, y los problemas de desorganización y falta de personal capacitado que viene padeciendo PDVSA desde comienzos del 2003 como consecuencia de los dos meses de huelga que realizaron opositores que paralizaron la industria.
 
El gobierno venezolano asegura que el país está produciendo 3,3 millones de barriles por día. Algunos entes internacionales como la EIA sostienen que el país suramericano está generando 2,6 millones de barriles diarios.
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?