| 10/20/2008 12:00:00 AM

Precios del petróleo suben por temor a recorte de la OPEP.

NUEVA YORK - La posibilidad de que la OPEP reduzca su producción esta semana generó el lunes un alza en los precios del crudo, a pesar de los temores de que las principales economías del mundo pudieran enfrentar una recesión.

El crudo ligero de bajo contenido sulfuroso para entrega en noviembre subió 2,40 dólares hasta ubicarse en 74,25 dólares por barril durante la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El petróleo ha caído un 50% desde los 147,27 dólares que registró el 11 de julio.

Chakib Khelil, presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, dijo el domingo que sus miembros planean anunciar un recorte "substancial" a la producción en un encuentro extraordinario a realizarse el viernes en Viena.

Los analistas dijeron que los países del cártel petrolero se han sentido alarmados ante el descenso de los precios y quieren un recorte en la producción para elevar los presupuestos nacionales de los países miembros, que hace apenas unos meses estaban hinchados con petrodólares.

Khelil, ministro de Energía de Argelia, dijo que la OPEP podría reducir nuevamente la producción en un encuentro en diciembre y que el grupo considera que el mercado tiene un suministro que excede a la demanda en unos dos millones de barriles diarios.

El presidente venezolano Hugo Chávez dijo el lunes que le gustaría ver el precio del barril ubicándose entre los 80 y 90 dólares.

El lunes, el corredor y analista Stephen Schork calificó esos comentarios como "extrañamente conciliadores".

"Desafortunadamente para Venezuela... y el resto de la OPEP, 80 dólares no serían suficientes para el mercado bajista... al menos en el corto plazo", dijo Schork en su publicación diaria, The Schork Report.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?