| 6/17/2009 12:00:00 AM

Precios al consumidor suben menos de lo esperado en mayo: EE.UU.

Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron menos de lo esperado en mayo, una nueva evidencia de que la recesión mantiene bajo control a la inflación.

WASHINGTON — El Departamento de Trabajo informó el miércoles que el Índice de Precios al Consumidor subió el mes pasado 0,1%, ajustado estacionalmente, menos del 0,3% que esperaban los analistas.

Si se excluyen los fluctuantes precios de alimentos y energéticos, la inflación subyacente también fue de 0,1%, exactamente la cifra que se pronosticaba.

La inflación baja permite a la Reserva Federal mantener una importante tasa de interés a corto plazo a un valor cercano a cero, donde ha estado por varios meses.

La recesión mantiene bajos los precios en momentos en que la tasa de desempleo está en su punto más alto en 25 años y las fábricas están operando a niveles bajos sin precedentes.

 

Los trabajadores preocupados por sus trabajos son menos propensos a pedir mejoras salariales, mientras que la baja demanda de consumo hace difícil que las compañías puedan subir sus precios.

De todos modos, los precios en caída pueden despertar temores de deflación, un período inestable de bajas continuas.

Aunque los precios bajos pueden parecer un dato positivo, la deflación puede hacer que los consumidores difieran sus compras, lo que lleva a caídas en la producción y a recortes de salarios.

La mayoría de los analistas dicen, empero, que los esfuerzos de la Reserva para estimular a la economía impedirán que eso ocurra.

En otras partes del mundo también hay preocupación por una posible deflación, en especial en Japón, donde los precios han estado cayendo. El país asiático sufrió una deflación desestabilizante durante los 90 cuando intentaba salir de una crisis del mercado inmobiliario y del sistema financiero.

 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?