| 3/10/2009 12:00:00 AM

Precios al consumidor en China bajan por primera vez en seis años

BEIJING  — Los precios al consumidor en China bajaron en febrero por vez primera en más de seis años y evidenciaron la debilidad de la tercera economía mundial, mientras las autoridades desestimaron el riesgo de una espiral deflacionaria pero dijeron que el panorama económico es "desalentador".

El índice de precios al consumidor, el parámetro clave de la inflación en China, bajó un 1,6% respecto al año pasado, informó el martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

Los precios de los alimentos, un elemento relevante del índice, disminuyeron un 1,9% y junto con las reducciones en los precios internacionales de las materias primas causaron la baja en los precios al consumidor. En el descenso también influyeron los excedentes en los inventarios de numerosas empresas.

Aunque la población podría reaccionar favorablemente a la reducción en los precios al consumidor, si la tendencia persiste es posible que la deflación debilite el crecimiento debido a menores ganancias empresariales y mayores deudas, lo que obligaría a las empresas a reducir empleos, salarios e inversiones.

"La deflación es un síntoma de una economía real débil y un exceso de capacidad industrial, lo cual ha dejado a las empresas con menos margen de maniobra para fijar precios", dijo el martes Jing Ulrich, presidenta de activos chinos en la firma JP Morgan.

También consideró que la tendencia deflacionaria en China pareciera temporal y podría cambiar cuando haga efecto el gasto gubernamental destinado a estimular la demanda.

"Creemos que el crecimiento negativo del Indice de Precios al Consumidor podría persistir durante la mayor parte del año", dijo el economista de Citigroup Ken Peng en un informe.

El primer ministro Wen Jiabao dijo la semana pasada que el gobierno cree que los precios subirán un 4% este año.

"Es justo decir que en los meses próximos veremos un panorama más bien desalentador", dijo el ministro de Comercio, Chen Deming, en una conferencia de prensa en Beijing. El funcionario indicó que las cifras del comercio en febrero mostrarían una reducción.

El consumo de energía eléctrica, un indicador referente de la actividad económica, descendió un 3,7% en enero y febrero respecto al mismo lapso del año pasado, mientras la producción de metales no ferrosos cayó un 9,5%, dijo el ministro de Industria, Li Yizhong.

"No debemos ser demasiado optimistas. La industria de China está todavía en su situación más difícil", señaló. "La crisis financiera internacional no ha tocado fondo, con un impacto más y más profundo en la economía de China".

"Muchas industrias tienen más ofertas que demandas, así que ahora que trabajamos para ampliar la capacidad de esas industrias, encaran nuevos problemas debido a la mermante demanda", dijo Li Yizhong en una conferencia de prensa

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?